¿Han cambiado los signos del Zodiaco?

Si estás aquí es porque te habrá llegado la noticia de que la NASA ha cambiado o reformulado los signos del zodiaco, mucha gente nos está preguntando y desde AstroAndalus hemos querido aclarar un poco todo este asunto desde una perspectiva científica y astronómica. Para ello vamos a ir respondiendo a algunos aspectos.

¿Qué es una constelación?

Una constelación es una agrupación de estrellas en el cielo. Estas estrellas forman una figura que somos capaces de reconocer (un cisne, una persona, un perro… etc.). Sin embargo estas estrellas no tienen nada que ver entre ellas pues están a distintas distancias, es simplemente la forma que desde la antigüedad hemos tenido de “organizar” el cielo y poder referirnos a partes concretas del mismo. “He visto una nova en la pierda izquierda de Orion” o “el cometa se desplaza desde la Osa Mayor a la Osa Menor”.

¿Cuantas constelaciones hay?

Hay 88 constelaciones o agrupaciones de estrellas en el cielo. Distintas culturas y en diferentes periodos de la historia han ido variando este número.

¿Qué son las constelaciones zodiacales? 

De las 88 constelaciones que hay en el cielo, el Sol en su movimiento anual pasa por encima de “12”, estas son las constelaciones zodiacales, que a su vez definen los signos del zodiaco.

¿Por qué la NASA dice ahora que hay 13 signos del zodiaco en lugar de 12?

Resulta que el entrecomillado del “12” anterior es precisamente el quid de la cuestión, porque realmente el Sol no pasa por encima de 12 sino de 13 constelaciones, por lo que tenemos 13 signos del zodiaco. El treceavo en discordia se llama Ofiuco.

Ya desde antaño se sabe que las constelaciones zodiacales eran 13 y no 12, sin embargo había que sacrificar una en aras de simplificar el calendario, además el número 13 no se consideraba precisamente un número agradable. Sin embargo el número 12 era más sencillo: 12 son los meses del año, 12×2 son las 24 horas del día, 5x12min son los 60 minutos de una hora y también 5×12 son los segundos de un minuto. En cualquier caso era más “elegante” y “sencillo” dividir el cielo en 12 partes en lugar de 13, así que aunque el Sol realmente pasaba por encima de Ofiuco se decidió sacarla del Zodiaco por estas cuestiones.

El problema radica en que el movimiento del Sol por las constelaciones no es fijo, sino que debido al movimiento de “precesión de los equinoccios” que realiza nuestro planeta (que es similar al cabeceo de una peonza cuando está a punto de pararse) y que dura 26.000 años, las constelaciones por las que pasa el Sol van variando lentamente. Desde los acontecimientos históricos que narramos anteriormente hasta la actualidad el movimiento de precesión ha ocasionad que el Sol de hecho pase aun más de lleno por encima de Ofiuco, hasta el punto de que obviar este hecho ha sido flagrante y la NASA ha lanzado un comunicado en su blog diciendo que aunque con varios siglos de retraso, es hora de reconocer al señor Ofiuco.

Así que ahora en lugar de dividir el año en 12 signos del zodiaco hay que dividirlo entre 13, esto significa que tu signo del zodiaco puede haber cambiado.

¿Cómo afecta esto a mi día a día? ¿tendré más suerte, trabajo o amor?

¿En serio? 😀

La astrología (que nada tiene que ver con la astronomía) se basa en la influencia de la posición de los planetas y estrellas en el momento del nacimiento de las personas. Científicamente hablando la única influencia que una estrella puede tener en una persona es su gravedad (salvo eventos catastróficos y nada deseados en las cercanías como una nova o supernova, eso si que tendría influencia, jejeje). Lo que ocurre es que tanto las estrellas como los planetas están tan sumamente lejos que la gravedad que ejercían las personas que atendieron el parto del bebé sobre este era mucho mayor que la gravedad de Júpiter sobre este mismo bebé en ese momento.

En AstroAndalus tenemos una visión muy distinta de la influencia que los astros pueden tener en las personas: nos pueden inspirar poesías, belleza, curiosidad, pueden encender las mentes más ávidas de conocimiento, pueden inspirar pasión, ingenio o hacerte sentir diminuto, por eso el turismo astronómico es una experiencia fantástica.

Recuerda que en AstroAndalus ofrecemos una variada oferta de servicios y experiencias vacacionales en torno a la astronomía y la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *