El papel de la mujer en la historia de la ciencia

Es tristemente conocido el hecho de que el papel de muchas mujeres en la historia de la ciencia ha sido, demasiado a menudo, olvidado o lo que es peor aun: negado. Son pocos los casos en los que alguna mujer inventora, exploradora o descubridora ha recibido los honores de la historia por su trabajo.

Es de justicia reconocer la aportación que tantas valientes han hecho en los campos del desarrollo y la ciencia, no solo justo, sino necesario, porque hay que poner en valor estas grandes referencias del pensamiento, hay que luchar para que estas mujeres sean el espejo en que muchas personas se miren para despertar su vocación científica.

Por ello, hoy en AstroÁndalus vamos a hablarte de 5 casos.

1.- Caroline Lucretia Herschel.

Caroline fue la primera mujer que de forma oficial recibió un salario como astrónoma a sus 37 años de edad. Trabajó para su hermano, el célebre Willians Herschel, astrónomo Real de Inglaterra y descubrió hasta 8 cometas y más de 1.000 estrellas dobles. Mucha gente piensa que parte de los descubrimientos atribuidos a su hermano fueron realmente realizados por ella, si bien es Willians la persona reconocida por ello, incluso cuenta con un telescopio astronómico de 4,2 metros en las Islas Canarias con su nombre. Quizá el Willians Herschel debía llamarse el Caroline Herschel.

2.-  Valentina Tereshkova

Fue la primera mujer en volar hasta el espacio. Lo hizo el 16 de junio del año 1963 realizando hasta 48 órbitas terrestres en una misión de 3 días a bordo de la nave Vostok 6. Por inconcevible que nos parezca, lo cierto es que uno de los objetivos de la misión era determinar si las mujeres tenían la misma resistencia y capacidades para la exploración espacial que los hombres. No hace falta mencionar que los resultados son los obvios. Por suerte hoy día decenas de mujeres han volado al espacio y participan en misiones espaciales exactamente en las mismas condiciones que los hombres.

3.- Jocelyn Bell.

Esta astrónoma descubrió la primera radio señal de un pulsar, todo un hallazgo que revolucionó la astrofísica. Tal fue la importancia de este descubrimiento que mereció el Premio Nobel de física en el año 1974, el problema es que el mismo le fue otorgado a Antony Hewish, su director de tesis en el momento del descubrimiento. Las críticas han sido muy sonoras desde ese momento y van desde quienes culpan a Hewish por apropiarse de su trabajo hasta quienes acusan a la academia sueca por no concederle el premio también a ella. Jocelyn, sin embargo, se muestra humilde y asegura que su carrera profesional ha sido lo suficientemente reconocida. La humildad de Jocelyn no compensa el bochorno histórico por esta lamentable injusticia.

4.- “Señoritas contadoras de estrellas”. 

En el año 1881 el observatorio de París lideró el proyecto “Carta del cielo”, que buscaba fotografiar todas las estrellas hasta un determinado brillo. Con la participación de 21 observatorios se registraron más 22.000 placas fotográficas ¡¡esas son muchas estrellas que contar!! Para este trabajo se contrataron multitud de mujeres que realizaron el análisis de todas y cada una de ellas. Lo triste es que no se recuerda el nombre de ninguna de estas mujeres ya que todas fueron contratadas como “señoritas contadoras de estrellas” o simplemente “asistentas” en lugar de “astrónomas”. Entre los observatorios que participaron en este proyecto se incluye el Observatorio de San Fernando (Cádiz), así que también hubo algunas señoritas contadoras de estrellas aquí.

5.- Phillippa Fawcet

Se dice que un importante bastión del machismo científico fue derrumbado por esta joven de 22 años. Phillippa fue la primera mujer en ganar el prestigioso concurso Mathematical Tridos de Cambridge en el año 1980 a pesar de las burlas iniciales del resto de su clase que pensaron que haría el ridículo. Durante la entrega de los premios ni siquiera había un protocolo pensado por si ganaba una mujer, incluso había listas separadas para hombres y mujeres. Sin embargo el presentador se negó a decir los ganadores por separado e hizo hincapié en que Phillippa había sido la ganadora independientemente del género. Tras su victoria se cambiaron las reglas del concurso.

—-

Ni que decir tiene que esto es un minúsculo acercamiento a la aportación no reconocida de la mujer en la historia de la ciencia… en futuras ocasiones hablaremos de otros muchísimos casos. Algunos son conocidos como Hipatia de Alejandría o Marie Curie, pero otros son verdaderamente desconocidos como los de Maria Winkelmann, Maria Cunitz, Maria Mitchell, Williamina Fleming, Henrietta  Swan, Antonia Maury, Annie Jump, Vera Rubin, Charlotte Moore, Nancy Roman, Margaret Burdbige, Margaret Geller, Carolyn Jean, Catherine Cesarsky, Assumpció Catalá… y un largo, injusto, bochornoso y vergonzoso etc.

AstroÁndalus cuenta con una exposición llamada “Mentes en la sombra, el papel de la mujer en la historia de la ciencia”. Esta exposición, formada por 15 paneles, ya ha estado en numerosos pueblos y centros educativos. No es compromiso, es obligación. Y tampoco es solo justicia… es ilusión, porque no podemos imaginar un mundo en el que la mitad del ingenio, el coraje, la ambición, la destreza y el conocimiento simplemente no formen parte de la ecuación.

Hacen falta más referentes históricos como estas mujeres, espejos en los que mirarnos para inspirarnos y lanzarnos a un futuro más justo y optimista.

 

Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *