Auroras boreales ¿Cuando es la mejor época para verlas?

Ya sabes que una de las especialidades de AstroÁndalus es la organización de viajes al ártico en busca de Los Fuegos del Cielo, es decir, las auroras boreales. Desde el año 2015 hemos realizado ya numerosos viajes al norte a la caza de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza.

Mucha gente nos pregunta que cual es la mejor época para ir a verlas y hoy te queremos ayudar con esta duda a través de nuestro blog ¡¡allá vamos!!

Lo primero que hay que tener en cuenta es que necesitamos oscuridad para poder las auroras boreales. Esto puede parecer obvio, pero teniendo en cuenta que en las regiones polares los patrones de día y noche son muy particulares, hemos de tener esto muy en cuenta. Por ejemplo ¡¡en agosto no se pueden ver auroras boreales porque tenemos 24h de día!! Hemos conocido numerosas personas que han ido a intentar verlas a finales de agosto y se han venido completamente decepcionadas ¡y con razón! Y es que para ver las auroras tenemos que evitar el verano y buscar fechas en las que vuelva a haber oscuridad.

En AstroÁndalus siempre organizamos nuestros viajes cerca de los equinoccios, es decir, entre finales de febrero y marzo o bien en octubre o comienzos de noviembre.

¿Es posible ir en invierno? Por supuesto, pero no lo recomendamos por dos motivos. El primero es que al contrario que en verano, tenemos 24 h de oscuridad y sinceramente… es una verdadera pena no poder disfrutar durante el día de los impresionantes paisajes del ártico. El segundo motivo es el tremendo frío típico de estas fechas, que en las zonas de Laponia puede alcanzar los -40ºC. Además, aunque tengamos 24h de noche no quiere decir que vayamos a estar todo el día viendo auroras, ya que estas tienen sus horas, que es cuando el llamado “óvalo” de actividad coincide con nuestra posición.

En AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te recomendamos los meses de marzo y octubre. Pero ojo, viajar al ártico no es una cuestión sencilla, se podría considerar un viaje complejo de organizar, pues aunque estamos hablando de países nórdicos, con un gran nivel de vida, no podemos olvidar que estamos en uno de los entornos climáticamente más hostiles del planeta. Las carreteras son peligrosas y el tiempo muy traicionero. La logística diaria para ir a ver auroras implica la revisión de carreteras cortadas o abiertas, avisos de nevadas, colocación de cadenas e incluso avisar del recorrido a realizar.

Por eso, si quieres evitar complicaciones nuestro mejor consejo es que nos acompañes en uno de nuestros tours, tenemos experiencia en el lugar, conocemos la zona y sus peculiaridades. Además, irás acompañado/a en todo momento de un guía español con experiencia en astronomía y en búsqueda de auroras boreales. Puedes leer un cuaderno de viaje aquí

Para reservar con nosotros solo tienes que entrar en nuestra web y visitar nuestra oferta de viajes al ártico.

¡Cumple tu sueño de ver las auroras boreales con AstroÁndalus!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Perseidas 2018. Cómo y cuándo verlas

Como todos los años, nos acercamos a una fecha que en AstroÁndalus S.L., tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, tenemos marcada en rojo en nuestro calendario de eventos estelares. Se trata de la lluvia de estrellas de Las Perseidas, la más célebre de las efemérides astronómicas. Y… también como todos los años, nos empiezan a llegar decenas de preguntas y dudas sobre el evento, cómo verlo, cuándo… etc. Así que os hemos preparado esta entrada en la que os vamos a dar todas las claves para disfrutar de una noche mágica.

¿Qué son las Perseidas? 

Las Perseidas son una lluvia de estrellas provocadas por los restos del cometa 109P/Swift-Tuttle, descubierto en el año 1862. Se trata de un cometa de 26 kilómetros de diámetro que orbita el Sol una vez cada 135 años, teniendo lugar su última visita en el año 1992.

¿Por qué este cometa provoca una lluvia de estrellas?

Conforme el cometa Swift-Tuttle orbita alrededor del Sol va dejando una gigantesca estela de pequeñas partículas de polvo y hielo que terminan formando una especie de anillo de suciedad. Cada mes de agosto, nuestro planeta atraviesa ese anillo y por la acción de la gravedad, esas partículas caen en nuestra atmósfera, provocando las estrellas fugaces, que no son más que pequeños fragmentos de este cometa que arden y lucen al quemarse al caer en nuestro planeta.

¿Cuando tienen lugar las Perseidas?

Esta lluvia de estrellas está activa desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto, siendo el pico de mayor actividad la noche del 11 al 12 de agosto y la del 12 al 13.

¿Cuantas estrellas fugaces podemos ver?

El parámetro que define el número de estrellas fugaces que podemos ver se llama THZ (Tasa Horaria Zenital), es decir, el número de estrellas fugaces que caerán de media cada hora. Para las Perseidas hay una previsión de THZ= 100. Pero ojo, eso no quiere decir que las vayamos a ver todas, el campo de visión del ojo humano no cubre todo el cielo cuando miramos hacia arriba, así que muchas simplemente se nos escaparán.

¿Donde verlas?

Este año contamos con unas condiciones excepcionalmente buenas, pues no habrá Luna, es decir, el cielo estará completamente oscuro y podremos ver incluso las más débiles.

En cualquier caso el consejo es genérico, es preciso alejarse de la contaminación lumínica, cuanto más oscuro sea el cielo mayor cantidad de estrellas podremos ver. En AstroÁndalus hemos organizado una actividad en la Axarquía malagueña.  

¿Qué necesito para verlas?

¡Nada! La observación de estrellas fugaces se realiza a simple vista, así que tan solo buscar un lugar oscuro o vente con AstroÁndalus S.L. a disfrutar del espectáculo.

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE LAS PERSEIDAS

1.- Lleva ropa cómoda y de abrigo. 

Aunque haga calor, es recomendable llevar pantalón largo, sobre todo si vas a ir al campo, pues así evitarás picaduras y molestias de insectos.

Igualmente no olvides algo de abrigo, pues las noches son frescas incluso en verano.

2.- Lleva una tumbona o esterilla de acampada

Si no quieres acabar con el cuello dolorido, te aconsejamos que lleves una tumbona o algún lugar donde tumbarte, como mejor podrás disfrutar de este evento es mirando hacia arriba en un lugar cómodo.

3.- Lleva agua, comida y repelente de insectos

El verano los insectos pueden llegar a ser verdaderamente molestos durante la noche, así que te recomendamos llevar repelente.

De igual manera, no olvides llevar agua y comida para pasar la noche.

4.- Evita luces en el lugar de observación

Evita mirar al móvil o encender linternas, el uso de luz provoca deslumbramientos y evita que tu vista se adapte a la oscuridad. Cuanto mejor veas en la oscuridad más estrellas fugaces podrás ver.

5.- Apúntate a una actividad guiada

La mejor manera de disfrutar de esta actividad es apuntándote a una actividad guiada, así podrás contar con las explicaciones y consejos de expertos en la materia que te harán disfrutar muchísimo más de la noche

DISFRUTA DE LAS PERSEIDAS CON ASTROÁNDALUS

Como el año anterior, AstroÁndalus S.L. organiza una actividad para disfrutar de las Perseidas en la axarquía de Málaga. Para ello contaremos con un autobús que saldrá desde Málaga y que partirá hacia la montaña, donde el cielo es oscuro y se observará mucho mejor. Además instalaremos telescopios astronómicos para aprovechar la noche, daremos explicaciones, taller de reconocimiento de estrellas y constelaciones.

El autobús saldrá a las 19:45h desde el Palacio de Congresos de Torremolinos y a las 20:15h desde el Paseo Antonio Machado de Málaga, a la altura del Parque Huelin. A las 21:15h estaremos en el punto de observación. El regreso será a las 1:00h hacia los puntos de partida.

Más información y reservas pinchando -> aquí <-

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Qué pasó con la cara de Marte?

El 25 de julio de 1975 la sonda Viking 1 envió una imagen de la región marciana de Cydonia. Ciertamente la imagen no era de una calidad excepcional (250 metros por pixel), pero en ella un detalle llamó poderosamente la atención: se trataba de una montaña con forma de una cara humanoide. Rápidamente se desataron multitud de comentarios, rumores… etc. Mucha gente pensó que se había desvelado algo parecido a los restos de una antigua civilización.

Esta se extendió como la pólvora y aun hoy día es muy frecuente encontrarla en cualquier búsqueda por Internet. Sigue siendo evocada como una imagen de las más destacadas del acervo pseudocientífico y las teorías de conspiración en torno a la exploración espacial. No obstante en el año 2003 todas aquellas personas que daban por ciertas las imágenes sufrieron un importante revés. Hoy en blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te lo contamos.

En el año 2003 se lanzó la sonda europea Mars Express (aun en funcionamiento), con una cámara capaz de tomar imágenes con una resolución de hasta 14 metros por pixel, esto es: una resolución casi 18 veces superior a la de la Viking 1. Cuando la Mars Express apuntó a esta misma región la imagen fue totalmente distinta, con una resolución tan alta se puede ver que lo que parecía una cara no es más que una montaña, todo fue una ilusión.

De hecho aquí en la Tierra hay multitud de accidentes geográficos que nos recuerdan caras humanas, figuras o animales. Esto se debe a la gran capacidad de nuestro cerebro de encontrar formas conocidas como caras en figuras irregulares, este fenómeno se conoce como “pareidolia”.  De hecho esta no es la única cara que se ha encontrado en Marte (pincha aquí) 🙂

A pesar de todo, esta imagen tuvo un gran impacto y aparece en multitud de artículos relacionados con pseudociencias, videojuegos, canciones y en una sorprendente cantidad de películas y series como Misión a Marte (2000), Expendiente X (episodio: Espacio, 1993), o Futurama (temporada 3).

Este mismo verano también tu tendrás una excelente oportunidad de disfrutar observando el planeta Marte durante nuestra campaña “Especial Marte 2018“, del 20 de julio al 9 de agosto con motivo del acercamiento entre la Tierra y el planeta rojo que tendrá lugar entre esos días. Para más información y reserva entra en www.astroandalus.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El papel de la mujer en la historia de la ciencia

Es tristemente conocido el hecho de que el papel de muchas mujeres en la historia de la ciencia ha sido, demasiado a menudo, olvidado o lo que es peor aun: negado. Son pocos los casos en los que alguna mujer inventora, exploradora o descubridora ha recibido los honores de la historia por su trabajo.

Es de justicia reconocer la aportación que tantas valientes han hecho en los campos del desarrollo y la ciencia, no solo justo, sino necesario, porque hay que poner en valor estas grandes referencias del pensamiento, hay que luchar para que estas mujeres sean el espejo en que muchas personas se miren para despertar su vocación científica.

Por ello, hoy en AstroÁndalus vamos a hablarte de 5 casos.

1.- Caroline Lucretia Herschel.

Caroline fue la primera mujer que de forma oficial recibió un salario como astrónoma a sus 37 años de edad. Trabajó para su hermano, el célebre Willians Herschel, astrónomo Real de Inglaterra y descubrió hasta 8 cometas y más de 1.000 estrellas dobles. Mucha gente piensa que parte de los descubrimientos atribuidos a su hermano fueron realmente realizados por ella, si bien es Willians la persona reconocida por ello, incluso cuenta con un telescopio astronómico de 4,2 metros en las Islas Canarias con su nombre. Quizá el Willians Herschel debía llamarse el Caroline Herschel.

2.-  Valentina Tereshkova

Fue la primera mujer en volar hasta el espacio. Lo hizo el 16 de junio del año 1963 realizando hasta 48 órbitas terrestres en una misión de 3 días a bordo de la nave Vostok 6. Por inconcevible que nos parezca, lo cierto es que uno de los objetivos de la misión era determinar si las mujeres tenían la misma resistencia y capacidades para la exploración espacial que los hombres. No hace falta mencionar que los resultados son los obvios. Por suerte hoy día decenas de mujeres han volado al espacio y participan en misiones espaciales exactamente en las mismas condiciones que los hombres.

3.- Jocelyn Bell.

Esta astrónoma descubrió la primera radio señal de un pulsar, todo un hallazgo que revolucionó la astrofísica. Tal fue la importancia de este descubrimiento que mereció el Premio Nobel de física en el año 1974, el problema es que el mismo le fue otorgado a Antony Hewish, su director de tesis en el momento del descubrimiento. Las críticas han sido muy sonoras desde ese momento y van desde quienes culpan a Hewish por apropiarse de su trabajo hasta quienes acusan a la academia sueca por no concederle el premio también a ella. Jocelyn, sin embargo, se muestra humilde y asegura que su carrera profesional ha sido lo suficientemente reconocida. La humildad de Jocelyn no compensa el bochorno histórico por esta lamentable injusticia.

4.- “Señoritas contadoras de estrellas”. 

En el año 1881 el observatorio de París lideró el proyecto “Carta del cielo”, que buscaba fotografiar todas las estrellas hasta un determinado brillo. Con la participación de 21 observatorios se registraron más 22.000 placas fotográficas ¡¡esas son muchas estrellas que contar!! Para este trabajo se contrataron multitud de mujeres que realizaron el análisis de todas y cada una de ellas. Lo triste es que no se recuerda el nombre de ninguna de estas mujeres ya que todas fueron contratadas como “señoritas contadoras de estrellas” o simplemente “asistentas” en lugar de “astrónomas”. Entre los observatorios que participaron en este proyecto se incluye el Observatorio de San Fernando (Cádiz), así que también hubo algunas señoritas contadoras de estrellas aquí.

5.- Phillippa Fawcet

Se dice que un importante bastión del machismo científico fue derrumbado por esta joven de 22 años. Phillippa fue la primera mujer en ganar el prestigioso concurso Mathematical Tridos de Cambridge en el año 1980 a pesar de las burlas iniciales del resto de su clase que pensaron que haría el ridículo. Durante la entrega de los premios ni siquiera había un protocolo pensado por si ganaba una mujer, incluso había listas separadas para hombres y mujeres. Sin embargo el presentador se negó a decir los ganadores por separado e hizo hincapié en que Phillippa había sido la ganadora independientemente del género. Tras su victoria se cambiaron las reglas del concurso.

—-

Ni que decir tiene que esto es un minúsculo acercamiento a la aportación no reconocida de la mujer en la historia de la ciencia… en futuras ocasiones hablaremos de otros muchísimos casos. Algunos son conocidos como Hipatia de Alejandría o Marie Curie, pero otros son verdaderamente desconocidos como los de Maria Winkelmann, Maria Cunitz, Maria Mitchell, Williamina Fleming, Henrietta  Swan, Antonia Maury, Annie Jump, Vera Rubin, Charlotte Moore, Nancy Roman, Margaret Burdbige, Margaret Geller, Carolyn Jean, Catherine Cesarsky, Assumpció Catalá… y un largo, injusto, bochornoso y vergonzoso etc.

AstroÁndalus cuenta con una exposición llamada “Mentes en la sombra, el papel de la mujer en la historia de la ciencia”. Esta exposición, formada por 15 paneles, ya ha estado en numerosos pueblos y centros educativos. No es compromiso, es obligación. Y tampoco es solo justicia… es ilusión, porque no podemos imaginar un mundo en el que la mitad del ingenio, el coraje, la ambición, la destreza y el conocimiento simplemente no formen parte de la ecuación.

Hacen falta más referentes históricos como estas mujeres, espejos en los que mirarnos para inspirarnos y lanzarnos a un futuro más justo y optimista.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Centros de investigación astronómica en Andalucía

Hoy es el Día de Andalucía, y dado que AstroÁndalus nació en esta comunidad, hoy rendimos nuestro particular homenaje hablando en nuestro blog de la investigación más puntera, que desde aquí se realiza en materia de astronomía.

Andalucía cuenta con unas condiciones excepcionales para la práctica de la astronomía, es una comunidad autónoma realmente grande y montañosa, con zonas naturales de incalculable valor y donde, debido a la baja densidad de población, el cielo nocturno aún cuenta con su oscuridad natural. Es por ello que muchas de las grandes infraestructuras de investigación a nivel nacional, e incluso europeo, se ubican aquí. Te hablamos de algunas de ellas.

1- Observatorio de Calar Alto

Situado a más de 2.150 metros de altura, en la Sierra de los Filabres (Almería), constituye el mayor observatorio astronómico de la Europa continental. El complejo, fundado en 1973, cuenta con 5 telescopios, el más grande de 3,5m de diámetro. Entre sus hitos más recientes se encuentra la puesta en marcha del proyecto CARMENES, que busca exoplanetas, planetas en otras estrellas.

2- Observatorio de Sierra Nevada (OSN)

Nos trasladamos al Parque Nacional de Sierra Nevada (Granada), techo de la Península Ibérica, y a su observatorio astronómico, que se sitúa a casi 2.900 metros de altura. Este observatorio cuenta con dos telescopios principales, de 1,5 y 0,9 metros de diámetro y está operado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía. Su figura sobre las pistas de esquí es una de las más icónicas de la provincia de Granada.

3- Instituto de RadioAstronomía Milimétrica (IRAM)

También en el Parque Nacional de Sierra Nevada y a pocos metros del OSN nos encontramos este radiotelescopio de 30 metros de diámetro, siendo uno de los más grandes y sensibles en la actualidad. Junto con el cercano OSN conforma uno de los complejos de investigación astronómica más importantes de la Península y posiciona a la provincia de Granada (que también acoge la sede del Instituto de Astrofísica de Andalucía) como uno de los epicentros europeos en materia de astronomía.

4- Centro de Experimentación de El Arenosillo

Andalucía también acoge el principal campo de pruebas de para la experimentación de vehículos aeroespaciales del Ministerio de Defensa. Este complejo depende del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial) y se sitúa en las inmediaciones de la localidad de Mazagón (Huelva). Si, desde Andalucía se han lanzado cohetes al espacio, entre ellos el INTA-300 capaz de poner 50kg de carga útil a 250 km de altura.

A parte de estos grandes complejos, existen otros muchos más como el Observatorio astronómico de La Sagra (Granada) o el Observatorio Andaluz de Astronomía (Jaén, Reserva Starlight Sierra Sur).

Pero Andalucía no es solo un lugar fabuloso para la investigación astronómica, también lo es para la práctica del turismo de las estrellas. AstroÁndalus organiza excursiones para observar las estrellas con telescopios en distintos puntos de las provincias de Jaén, Córdoba, Sevilla y Málaga. Entra en nuestra web y disfruta de ¡¡un viaje al cosmos!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Sabías que hoy se lanzará un coche hacia Marte?

Pues no… no es una broma. Si todo sale bien, esta tarde despegará desde Cabo Cañaveral (Florida, USA) un cohete cuya carga es un vehículo de color rojo. Si además el lanzamiento es exitoso y todas las fases se cumplen, tan peculiar carga acabará nada más y nada menos que en el Planeta Rojo varios meses después.

Pero… ¿Cómo hemos llegado a lanzar un coche a Marte? ¿Para qué? ¿Quién va a hacer esto? Te lo contamos hoy en nuestro blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, y lo hacemos dentro de nuestra campaña “Especial Marte 2018“.

La compañía SpaceX del visionario Elon Musk quiere lanzar mañana su nuevo cohete, el Falcon Heavy, que de salir bien se convertiría en el cohete más potente en servicio. El primer lanzamiento de un nuevo cohete es un acontecimiento cargado de incertidumbres y realmente hay muchísimas posibilidades de que algo salga mal y el cohete estalle bien en la plataforma (este sería el peor escenario) o durante su ascenso.

Así pues, no es el mejor momento para aprovechar el lanzamiento para tratar de poner satélites en órbita. Así que los primeros lanzamientos simplemente se cargan con lastre que simule el peso de una hipotética carga útil.

Y aquí está la explicación. Elon Musk es también propietario de la empresa Tesla, que fabrica vehículos eléctricos de alta gama. Así que… ¿Por qué no lanzar un Tesla Roadster al espacio? De hecho el Tesla que se va a tratar de lanzar no es ni más ni menos que el vehículo personal de Elon Musk.

Si todo sale bien el impacto publicitario será tremendo. Si sale mal la pérdida tampoco es lamentable, al fin y al cabo lo más probable es que realmente salga mal. Además, el lanzamiento incluye el intento de recuperar y reutilizar los 3 cohetes que dan impulso tal y como ya hace la compañía con los Falcon 9.

Debe de haber cientos de universidades y personal científico sin fondos tirándose de los pelos al ver que el lanzamiento (aunque sea de prueba) se va a usar para lanzar un coche a Marte como carga de lastre.

Mientras la exploración espacial avanza paso a paso, recuerda que tu también puedes volar a Marte a través de nuestros telescopios, sobre todo del 20 de julio al 9 de agosto, durante nuestra campaña “Especial Marte 2018“, con motivo del acercamiento entre La Tierra y el planeta rojo. Próximamente en www.astroandalus.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Cuantas veces se ha viajado a la Luna?

Aún hoy en día, son muchas las personas que piensan que el ser humano solo ha ido una única vez a la Luna. Así, el 20 de julio de 1969 es una fecha que pasará a la historia como la primera vez que una persona piso un mundo distinto a La Tierra. Sin embargo, la misión del Apolo 11 fue solo la primera de 7, de las cuales 6 acabaron exitosamente.

Hoy en el blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, vamos a hacer un repaso por este fascinante momento de la historia aeroespacial.

Todo comenzó con el célebre discurso de John F. Kennedy en la Rice University, el 12 de septiembre de 1962 en el que pronunció la frase que supuso el pistoletazo de salida de la carrera espacial: “Elegimos ir a la Luna. No porque sea fácil, sino porque es difícil”, y lo harían antes de acabar la década.

El contexto histórico lo es todo para comprender el por qué de esta descomunal inversión en términos económicos, de recursos humanos y de tiempo. EEUU se encontraba inmerso en plena Guerra Fría con la URSS, y además sus adversarios acababan de propiciarle dos duros reveses pues los soviéticos consiguieron adelantarse a los estadounidenses en dos grandes hitos: la puesta en órbita de la primera sonda espacial (Sputnik, 1957), y peor aún, el primer astronauta en el espacio (Yuri Gagarin, 1961).

Así, Kennedy no escatimó y apostó por un gran golpe de efecto, ellos serían los primeros en poner el pie en nuestro satélite. Y así fue…

Apenas 7 años después Neil Armstrong se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna a bordo de la misión Apolo 11. Ya el Apolo 10 llegó a la Luna el 18 de mayo de 1969 aunque sin llegar a “aterrizar”, esta misión orbitó nuestro satélite hasta en 31 ocasiones y se aproximó a tan solo 14 km de su superficie.

Pero lo que mucha gente desconoce es que el Apolo 11 no fue la única misión que logró posarse en la Luna. A continuación, os dejamos un colección de fichas de cada una de ellas, incluyendo el Apolo 13 que fue la única que salió realmente mal (y estuvo a punto de ser un terrible drama).

Apolo 11.

Fecha de lanzamiento: 16 de julio de 1969

Fecha de alunizaje: 20 de julio de 1969

Tiempo en la Luna: 21 h, 36 min.

Miembros: Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins.

Apolo 12.

Fecha de lanzamiento: 14 de noviembre de 1969

Fecha de alunizaje: 19 de noviembre de 1969

Tiempo en la Luna: 31 h, 31 min.

Miembros: Charles Conrad, Richard Gordon y Alan Bean.

Apolo 13. (Accidente evitó alunizaje)

Fecha de lanzamiento: 11 de abril de 1970

Fecha de alunizaje: –

Tiempo en la Luna: –

Miembros: Gordon Cooper, Donn Eisele y Edgar Mitchell.

Apolo 14.

Fecha de lanzamiento: 31 de enero de 1971

Fecha de alunizaje: 5 de febrero de 1971

Tiempo en la Luna: 33h, 30 min.

Miembros: Alan Shephard, Edgar Mitchell y Stuart Roosa.

Apolo 15.

Fecha de lanzamiento: 26 de julio de 1971

Fecha de alunizaje: 30 de julio de 1971

Tiempo en la Luna: 66h, 54 min.

Miembros: David Scott, Alfred Worden y James Irwin.

Apolo 16.

Fecha de lanzamiento: 16 de abril de 1972

Fecha de alunizaje: 21 de abril de 1972

Tiempo en la Luna: 71 h, 2 min.

Miembros: John Young, Thomas Mattingly y Charles Duke.

Apolo 17.

Fecha de lanzamiento: 7 de diciembre de 1972

Fecha de alunizaje: 11 de diciembre de 1972

Tiempo en la Luna: 74 h, 59 min.

Miembros: Eugene Cerman, Harrison Schmitt y Ronald Evans.

Así, de las 7 misiones Apolo, 6 alcanzaron la superficie. Un total de 12 personas han pisado la Luna. En total la humanidad ha permanecido sobre otro mundo algo más de 12 días y unas cuantas horas. Tras el año 1972 ha habido un desilusionante parón que nos ha llevado hasta el día de hoy, más de 45 años sin volver a la Luna, aunque ciertamente parece que eso está próximo a cambiar.

El futuro de la humanidad está en el espacio, con la Luna como nuestro primer destino. Mientras, te invitamos a participar en cualquiera de nuestras actividades de observación con telescopios para seguir disfrutando del universo ¡un viaje al cosmos!

Estamos en www.astoandalus.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Cazabulos. Cap2. La foto de la luna llena y el sol.

Hoy en nuestro blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, seguimos con la saga Cazabulos, en la cual capítulo tras capítulo vamos desvelando alguno de los montajes fotográficos que se han viralizado por Internet a pesar de ser falsos.

Si en el primer capítulo os hablábamos de la falsa foto de la península ibérica de la NASA, hoy lo vamos a hacer sobre la foto de la luna llena y el Sol en la misma imagen.

¿Te suena la imagen de cabecera? Seguro que la has visto por algún lado, en ella aparece un atardecer precioso, con unos tonos cálidos anaranjados y una imponente Luna llena justo arriba, todo enmarcado entre dos árboles. Muchas veces esta imagen aparece acompañada de un texto que explica lo inusual de este fenómeno, de lo precioso e incluso de la suerte que da verlo.

Pero… algo no cuadra ¿verdad? Efectivamente ¡es imposible ver la Luna llena y el Sol a la misma vez porque la Luna llena siempre (queremos decir SIEMPRE) está en el lado opuesto del firmamento que el Sol!

Para comprender esto hay que reflexionar sobre algunas cuestiones básicas. Por ejemplo: la Luna no emite ningún tipo de luz, el hecho de que brille se debe simplemente a que refleja la luz que recibe del Sol. Esto es exactamente lo que le ocurre a todos los planetas de hecho, ni Mercurio, ni Venus, ni Marte, ni Júpiter brillan porque emitan luz, simplemente reflejan la luz que les llega del Sol y por eso los podemos ver en la distancia. Del mismo modo que un libro apoyado en la mesa de tu salón no brilla en la oscuridad y solo es visible cuando enciendes la luz y este la refleja, los planetas y lunas de nuestro Sistema Solar no brillan y solo son visibles cuando vemos la parte que está siendo iluminada por el Sol. Además ¡¡y he ahí la clave de la cuestión!! Tan solo somos capaces de ver la parte que está siendo iluminada por el Sol, no somos capaces de ver la “parte de atrás” de los objetos porque al no estar recibiendo luz no reflejan y no se ven.

Por eso, cuando tenemos una Luna creciente o menguante y vemos media luna en el cielo entendemos fácilmente que una mitad está siendo iluminada por el Sol y la otra mitad no, pero ¿qué ocurre cuando tenemos Luna nueva o llena? En fase de luna nueva nuestro satélite se encuentra muy cerca del Sol, por lo que solo vemos la “parte de atrás”, la no iluminada, por eso sencillamente… no la vemos. En el caso opuesto, cuando tenemos luna llena, la misma está detrás de la Tierra, mostrando toda su redonda cara al Sol y por eso la vemos grande y brillante, completa.

Lo que vemos en la foto es completamente imposible, pues para poder ver la Luna llena, está tiene que estar detrás de la Tierra recibiendo toda la luz del Sol de frente, y por tanto está en el extremo opuesto del firmamento, jamás justo al lado de nuestro astro rey. Viendo el siguiente esquema se entiende bastante.

Situación de Luna nueva, cuando desde la Tierra se apunta a la zona no iluminada y por tanto no es visible.

 

 

 

 

 

 

 

Situación de Luna llena, cuando desde la Tierra vemos la Luna en todo su esplendor, la zona totalmente iluminada.

 

 

 

 

 

 

 

Supuesta situación imposible mostrada en la imagen.

Curiosamente la foto que se ve a continuación si es totalmente cierta y también se ha compartido bastante, aunque con información errónea. Lo que se anuncia como la Luna Llena y el Sol es en realidad el Sol y su reflejo en un edificio de cristal.

Así pues, otro bulo cazado. Si te ha gustado dale a Me Gusta y sobre todo ¡comparte!

Recuerda que, si te gusta la divulgación y la ciencia, AstroAndalus es tu agencia de viajes especializada en actividades de observación con telescopios, regalos originales, viajes para ver auroras boreales y mucho más. Descúbrelo en www.astroandalus.com ¡un viaje al cosmos!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Cazabulos Cap.1: La foto de la península ibérica de la NASA

Reconócelo ¡a ti también te ha llegado esta impresionante foto de la península ibérica desde el espacio que puedes ver a la derecha! Sin lugar a dudas es impresionante, qué color, qué nubes, qué montañas… ¡qué…! eh… bueno… mejor no hacer demasiada gala de nuestro orgullo patrio, ya que sentimos informar de que es una foto falsa.

Con este flagrante montaje por ordenador con el que han intentado colárnosla inauguramos una nueva serie de artículos en nuestro blog de AstroAndalus, la primera agencia de viajes especializada en turismo astronómico y actividades con telescopios: ¡Cazabulos! Vamos a por el primero.

En la cabecera de esta entrada se puede ver una foto real tomada desde la Estación Espacial Internacional y la foto falsa que tanto ha circulado por redes sociales. Vamos a identificar algunos puntos concretos que nos permiten identificar que se trata de un fotomontaje:

  • Las nubes:

En la foto podemos ver unas nubes pomposas, blancas y relucientes pero algo falla, y mucho. Es su escala. La Estación Espacial se encuentra a unos 400 km de altura mientras que las nubes se encuentran muchas veces realmente cerca de la superficie, rara vez por encima de los 10 km de altura. De hecho desde el espacio las nubes se ven tan abajo que apenas se ven como unas manchas blancas sobre nuestro planeta.

  • Las montañas:

Otra de las cosas que más cantan son las montañas. Fijaos en concreto en el Estrecho de Gibraltar, en su punto más cercano la distancia entre la Península Ibérica y Marruecos es de unos 14 km, y sin embargo muchas de las montañas parecen elevarse una distancia equivalente ¡no tenemos en España montañas de 14 km de altura! La mayor elevación de la península ibérica es el Mulhacén con unos 3,4 km de altura. La escala de las elevaciones es ridículamente exagerada.

  • Las olas:

En el agua del océano atlántico incluso se ven olas ¡¡desde el espacio!! Si esta foto fuera verdad ya podíamos estar despidiéndonos de la humanidad, pues el tsunami provocado por esas olas sería algo sin parangón. No, en serio, desde el espacio no se pueden ver las olas en una foto de este tipo.

También podíamos hablar de los colores, de la ausencia de vegetación, de la profundidad que parece tener el océano… etc. La foto mostrada en la parte izquierda es una foto real desde el espacio, nuestro planeta es lo suficientemente hermoso y sobrecogedor que no deberíamos de tener que recurrir a imágenes digitales para que todos nos maravillásemos.

Mientras que podemos organizar viajes al espacio para ver nuestro propio planeta, recuerda que en nuestra página web tienes una amplia oferta de actividades para disfrutar de la astronomía y la ciencia, viajes en pareja, auroras boreales y mucho más ¡¡Un viaje al cosmos!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Relato de un eclipse solar único

En el momento en que escribo estas líneas son las 21:00h de la noche en el estado de Wyoming (USA), los tres monitores que hemos venido a disfrutar del eclipse total de Sol nos encontramos ahora mismo en un descomunal atasco de tráfico, hemos tardado 4 horas en recorrer 60 kilómetros de un viaje de 430.

Pero vamos a comenzar por el principio ¿Por qué en esta zona hay un atasco de literalmente cientos de kilómetros? Se dice que el eclipse solar de esta mañana ha sido el más observado de la historia, las cifras provisionales que estamos escuchando en la radio hablan de varios millones de personas.

Nosotros salimos la noche anterior en previsión a un caos circulatorio. El trayecto hasta llegar fue tranquilo, y justo al entrar a la zona de totalidad comenzó la más absoluta de las locuras, cada pocos kilómetros había zonas habilitadas con carpas, señales, zonas de descanso habilitadas, las gasolineras colapsadas, las tiendas de comida con colas para entrar… algo nunca visto. Al final entramos en un zona de camping donde cientos de personas comenzaban a montar telescopios y equipos para el día siguiente. Inmediatamente comenzamos a hablar con la gente de alrededor, el nerviosismo por lo que iba a ocurrir al día siguiente era palpable en el ambiente. Tras montar todo y hacer algunas fotos nocturnas nos fuimos a dormir ¡¡el día siguiente era la gran función!!

la noche anterior ya estuvimos haciendo algunas pruebas

Estábamos cansados y dormimos como troncos, pero eso no evitó que nos despertáramos muy temprano y comenzáramos a preparar todo el equipo. La zona no paraba de llenarse y conforme se acercaba el gran momento parecía que el mundo se iba a parar. La Luna hizo su aparición y empezó a tapar parcialmente el Sol. Como en AstroÁndalus nos apasiona la divulgación rápidamente comenzamos a compartir nuestro telescopio solar y decenas de personas se pasaban a conversar con nosotros y recibir nuestras explicaciones.

Visión del eclipse con nuestro telescopio antes de la totalidad

Para entonces había como una especie de calma tensa, pero hubo un momento en el que todo cambió súbitamente. De repente, la luz comenzó a apagarse y el paisaje comenzó a tomar tonos metálicos ¡la totalidad estaba cerca! Comenzamos a entrar en éxtasis, a preparar cámaras, cambiar objetivos, corriendo de un lado para otro mientras la luz se desplomaba por segundos. Cientos de personas paraban sus vehículos a los lados de la carretera mientras el mundo parecía apagarse, miraras donde miraras cientos de personas apuntaban al cielo y comenzaban a agitarse, apenas faltaba un minuto para el momento cumbre.

El minuto previo es algo inconcebible para quien no ha visto un eclipse total de Sol, la luz se desvanece de una forma espectacularmente rápida, la gente comienza a gritar, a aullar, a saltar, a correr de un lado a otro de excitación… y de repente ¡¡TOTALIDAD!!

No sé ni como describir lo que se puede ver en ese momento, comencemos por el entorno: el cielo no se oscurece como cuando anochece, sino que coge un color plateado, metálico, completamente surrealista. El horizonte en todas direcciones se torna de un color entre naranja y rosado, aparecen algunas estrellas en el cielo, también el planeta Venus… Entre tanto no para de escucharse gente gritando y silbando… expresiones de asombro en distintos idiomas, la temperatura se desploma súbitamente ¿y el Sol? Pues el Sol se ha ido, el mismo día se ha ido, en su lugar hay un anillo de plata en el cielo, rodeado de filamentos como plumas de un ala, a simple vista mirar hacia arriba era como sentirse en otra realidad, en otro planeta. Es una experiencia tan completamente distinta que no se puede describir, uno puede sentir entusiasmo, una sobredosis de adrenalina, privilegiado de haber visto eso.

El sol durante el momento de totalidad

Tras dos minutos de éxtasis, todo el proceso se repite a la inversa, el Sol comienza a aparecer justo detrás de la Luna y de repente el día regresa en apenas unos instantes. Tan solo 2 minutos después de la totalidad parecía que no había ocurrido nada, pero si que lo había hecho, la gente seguía abrazándose, saltando, viendo las fotos de sus cámaras y corriendo enloquecidas al ver el resultado. Todo el mundo que miró por nuestros telescopios se acercó a ver nuestras imágenes, a compartir su entusiasmo, a invitarnos a jugar con ellos ¡incluso a conducir una pick up inmensa! Después de haber compartido un momento así no se puede más que disfrutar de la humanidad, de la gente, de las sensaciones de todas personas que sonríen aun con la imagen del eclipse en la retina.

Y claro… llegó la vuelta la realidad, hace ya un buen rato que comencé a escribir estas palabras y apenas hemos avanzado, seguimos atascados en un atasco de tráfico monstruoso, las noticias ponen imágenes en helicóptero que dan pánico de colas de decenas y decenas de kilómetros, las entradas a las ciudades están bloqueadas, vemos gente fuera de los coches estirando las piernas, gente echando gasolina con garrafas porque hay colas de kilómetros para acceder a las gasolineras… estamos agotados, sabemos que nos quedan horas y horas atrapados en el coche, pero…. ¿Qué más da? En cierto modo esto también es parte de haber vivido uno de los acontecimientos astronómicos del siglo, y con AstroÁndalus lo hemos vivido de una forma muy especial. Después de días así es imposible no enamorarse perdidamente de la ciencia, de la astronomía.

Os dejamos mientras las estrellas comienzan a aparecer en el cielo, entre tormentas lejanas en las planicies de Wyoming y las primeras siluetas de las montañas rocosas de Colorado.

¡Buenas noches!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest