¿Qué pasó con la cara de Marte?

El 25 de julio de 1975 la sonda Viking 1 envió una imagen de la región marciana de Cydonia. Ciertamente la imagen no era de una calidad excepcional (250 metros por pixel), pero en ella un detalle llamó poderosamente la atención: se trataba de una montaña con forma de una cara humanoide. Rápidamente se desataron multitud de comentarios, rumores… etc. Mucha gente pensó que se había desvelado algo parecido a los restos de una antigua civilización.

Esta se extendió como la pólvora y aun hoy día es muy frecuente encontrarla en cualquier búsqueda por Internet. Sigue siendo evocada como una imagen de las más destacadas del acervo pseudocientífico y las teorías de conspiración en torno a la exploración espacial. No obstante en el año 2003 todas aquellas personas que daban por ciertas las imágenes sufrieron un importante revés. Hoy en blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te lo contamos.

En el año 2003 se lanzó la sonda europea Mars Express (aun en funcionamiento), con una cámara capaz de tomar imágenes con una resolución de hasta 14 metros por pixel, esto es: una resolución casi 18 veces superior a la de la Viking 1. Cuando la Mars Express apuntó a esta misma región la imagen fue totalmente distinta, con una resolución tan alta se puede ver que lo que parecía una cara no es más que una montaña, todo fue una ilusión.

De hecho aquí en la Tierra hay multitud de accidentes geográficos que nos recuerdan caras humanas, figuras o animales. Esto se debe a la gran capacidad de nuestro cerebro de encontrar formas conocidas como caras en figuras irregulares, este fenómeno se conoce como “pareidolia”.  De hecho esta no es la única cara que se ha encontrado en Marte (pincha aquí) 🙂

A pesar de todo, esta imagen tuvo un gran impacto y aparece en multitud de artículos relacionados con pseudociencias, videojuegos, canciones y en una sorprendente cantidad de películas y series como Misión a Marte (2000), Expendiente X (episodio: Espacio, 1993), o Futurama (temporada 3).

Este mismo verano también tu tendrás una excelente oportunidad de disfrutar observando el planeta Marte durante nuestra campaña “Especial Marte 2018“, del 20 de julio al 9 de agosto con motivo del acercamiento entre la Tierra y el planeta rojo que tendrá lugar entre esos días. Para más información y reserva entra en www.astroandalus.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El Quijote y el número Pi

Hoy es el día internacional Pi, día 14 del mes 3, es decir, 3,14. Estas son las primeras célebres cifras de Pi, que como sabéis se extiende hasta el infinito. Así que hoy desde AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, queremos rendir un homenaje al hecho de que la relación entre la circunferencia de un círculo y su diámetro sea un número irracional.
El concepto de infinito es tan grande que simplemente se nos escapa. Pi tiene infinitos decimales y además estos aparecen de una forma aparentemente caótica, no hay ningún patrón de repetición y tampoco tienen periodo.
El hecho de que sean infinitas cifras al azar implica que TODO está en el numero Pi, es decir, la cifra 2018 (año presente) ¿está dentro de la secuencia de decimales de Pi? Por supuestísimo, en la posición 4.068 encontramos la secuencia…5662018558… y ahí en medio tenemos el 2018 ¿y mi número del DNI? Claro que si, de hecho, puedes localizar en que posición se encuentra pinchando aquí.
El infinito es un concepto curioso que nos abruma con su tamaño, imaginad que asignamos cifras a las letras A=01, B=02, C=03, … ,Z=27. Así, la palabra HOLA, correspondería a una cifra obtenida de H: 08, O: 15, L: 12 y la A: 01, es decir: 08151201. Y efectivamente, varios millones de decimales adelante encontramos la secuencia… 8638948114081512013145519783.
En realidad podríamos hacer esto con cualquier texto, si asignamos un número a cada letra del abecedario podríamos convertir cualquier texto (esta entrada de blog, por ejemplo) en un cifra… y si… esta cifra estará dentro de la secuencia de decimales de Pi. Incluso todo el Quijote, incluyendo las notas del autor, está cifrado dentro de los decimales de Pi, de hecho Pi es tan grande que a su vez el Quijote entero está cifrado no una… ni dos… ni tres… sino infinitas veces a su vez.
Piensa en el número más grande que puedas imaginar, es muy sencillo superarlo, multiplícalo por él mismo, o elévalo a él mismo, eso ya es inimaginablemente grande… pues ese numero es igual de grande que el uno cuando lo comparas con el infinito, ese número ni siquiera araña al infinito, el infinito es… infinito
Ya se han calculado las primeras 12.100.000.000.000 cifras de Pi pero cada año se van obteniendo más y más
Y ya para rematar la anécdota ¿Sabéis quién nació un 14 de marzo? Sí, el mismísimo Albert Einstein. Además el 14 de marzo de 2018 también murió Stephen Hawking.
¡Feliz día Pi!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El papel de la mujer en la historia de la ciencia

Es tristemente conocido el hecho de que el papel de muchas mujeres en la historia de la ciencia ha sido, demasiado a menudo, olvidado o lo que es peor aun: negado. Son pocos los casos en los que alguna mujer inventora, exploradora o descubridora ha recibido los honores de la historia por su trabajo.

Es de justicia reconocer la aportación que tantas valientes han hecho en los campos del desarrollo y la ciencia, no solo justo, sino necesario, porque hay que poner en valor estas grandes referencias del pensamiento, hay que luchar para que estas mujeres sean el espejo en que muchas personas se miren para despertar su vocación científica.

Por ello, hoy en AstroÁndalus vamos a hablarte de 5 casos.

1.- Caroline Lucretia Herschel.

Caroline fue la primera mujer que de forma oficial recibió un salario como astrónoma a sus 37 años de edad. Trabajó para su hermano, el célebre Willians Herschel, astrónomo Real de Inglaterra y descubrió hasta 8 cometas y más de 1.000 estrellas dobles. Mucha gente piensa que parte de los descubrimientos atribuidos a su hermano fueron realmente realizados por ella, si bien es Willians la persona reconocida por ello, incluso cuenta con un telescopio astronómico de 4,2 metros en las Islas Canarias con su nombre. Quizá el Willians Herschel debía llamarse el Caroline Herschel.

2.-  Valentina Tereshkova

Fue la primera mujer en volar hasta el espacio. Lo hizo el 16 de junio del año 1963 realizando hasta 48 órbitas terrestres en una misión de 3 días a bordo de la nave Vostok 6. Por inconcevible que nos parezca, lo cierto es que uno de los objetivos de la misión era determinar si las mujeres tenían la misma resistencia y capacidades para la exploración espacial que los hombres. No hace falta mencionar que los resultados son los obvios. Por suerte hoy día decenas de mujeres han volado al espacio y participan en misiones espaciales exactamente en las mismas condiciones que los hombres.

3.- Jocelyn Bell.

Esta astrónoma descubrió la primera radio señal de un pulsar, todo un hallazgo que revolucionó la astrofísica. Tal fue la importancia de este descubrimiento que mereció el Premio Nobel de física en el año 1974, el problema es que el mismo le fue otorgado a Antony Hewish, su director de tesis en el momento del descubrimiento. Las críticas han sido muy sonoras desde ese momento y van desde quienes culpan a Hewish por apropiarse de su trabajo hasta quienes acusan a la academia sueca por no concederle el premio también a ella. Jocelyn, sin embargo, se muestra humilde y asegura que su carrera profesional ha sido lo suficientemente reconocida. La humildad de Jocelyn no compensa el bochorno histórico por esta lamentable injusticia.

4.- “Señoritas contadoras de estrellas”. 

En el año 1881 el observatorio de París lideró el proyecto “Carta del cielo”, que buscaba fotografiar todas las estrellas hasta un determinado brillo. Con la participación de 21 observatorios se registraron más 22.000 placas fotográficas ¡¡esas son muchas estrellas que contar!! Para este trabajo se contrataron multitud de mujeres que realizaron el análisis de todas y cada una de ellas. Lo triste es que no se recuerda el nombre de ninguna de estas mujeres ya que todas fueron contratadas como “señoritas contadoras de estrellas” o simplemente “asistentas” en lugar de “astrónomas”. Entre los observatorios que participaron en este proyecto se incluye el Observatorio de San Fernando (Cádiz), así que también hubo algunas señoritas contadoras de estrellas aquí.

5.- Phillippa Fawcet

Se dice que un importante bastión del machismo científico fue derrumbado por esta joven de 22 años. Phillippa fue la primera mujer en ganar el prestigioso concurso Mathematical Tridos de Cambridge en el año 1980 a pesar de las burlas iniciales del resto de su clase que pensaron que haría el ridículo. Durante la entrega de los premios ni siquiera había un protocolo pensado por si ganaba una mujer, incluso había listas separadas para hombres y mujeres. Sin embargo el presentador se negó a decir los ganadores por separado e hizo hincapié en que Phillippa había sido la ganadora independientemente del género. Tras su victoria se cambiaron las reglas del concurso.

—-

Ni que decir tiene que esto es un minúsculo acercamiento a la aportación no reconocida de la mujer en la historia de la ciencia… en futuras ocasiones hablaremos de otros muchísimos casos. Algunos son conocidos como Hipatia de Alejandría o Marie Curie, pero otros son verdaderamente desconocidos como los de Maria Winkelmann, Maria Cunitz, Maria Mitchell, Williamina Fleming, Henrietta  Swan, Antonia Maury, Annie Jump, Vera Rubin, Charlotte Moore, Nancy Roman, Margaret Burdbige, Margaret Geller, Carolyn Jean, Catherine Cesarsky, Assumpció Catalá… y un largo, injusto, bochornoso y vergonzoso etc.

AstroÁndalus cuenta con una exposición llamada “Mentes en la sombra, el papel de la mujer en la historia de la ciencia”. Esta exposición, formada por 15 paneles, ya ha estado en numerosos pueblos y centros educativos. No es compromiso, es obligación. Y tampoco es solo justicia… es ilusión, porque no podemos imaginar un mundo en el que la mitad del ingenio, el coraje, la ambición, la destreza y el conocimiento simplemente no formen parte de la ecuación.

Hacen falta más referentes históricos como estas mujeres, espejos en los que mirarnos para inspirarnos y lanzarnos a un futuro más justo y optimista.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest