¡Regala una noche de estrellas por San Valentín!

SAN-VALENTIN

El Sol comienza a descender lentamente, las primeras estrellas comienzan a despuntar y los mochuelos comienzan con su cantina. Esa persona aun no sabe de qué va todo esto, simplemente se encuentra perdida en un remoto paraje rural, rodeada de naturaleza y con el olor a jara impregnándolo todo. Los deliciosos platos locales de la cena aun se dejan sentir entre los labios y el último trago de vino todavía se percibe en la garganta, ha sido una velada fabulosa y romántica, pero aun queda lo mejor.

Tras un pequeño recorrido en vehículo se llega a un lugar y la sorpresa se desvela: un telescopio astronómico de grandes dimensiones os espera y comienza vuestro viaje al cosmos con AstroAndalus. Entre nebulosas, planetas y galaxias pasa el tiempo, entre estrellas y misterios vuela la imaginación y tras una velada bajo el firmamento una persona no puede sino sentirse diminuta. Antes de partir para dormir se descorcha una botella de vino y se brinda “¡Por las personas que se enamoran de las estrellas!”

La noche guarda sus secretos al amparo de los astros, mientras la mente aun vuela entre agujeros negros surcando las inmensas distancias de nuestro universo. Sin lugar a dudas ha sido una noche que jamás podrás olvidar.

Entra en www.astroandalus.com y regala una observación astronómica privada por San Valentin.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Qué son los satélites geoestacionarios?

SATELITES

Hoy en el blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te hablamos acerca de un tipo de artefactos realmente difíciles de ver, los satélites geoestacionarios.

Los satélites normalmente se encuentran en la llamada órbita baja de la Tierra, es decir a una altura que generalmente no suele sobrepasar los 500 ó 600 km sobre la superficie de nuestro planeta, la misma Estación Espacial Internacional (ISS) orbita de hecho a alrededor de 400 km. Dado que a esta altura la atracción de la Tierra sigue siendo muy elevada, la única forma de no evitar que estos ingenios vuelvan a caer a la superficie es aportándoles una gran velocidad. Así, la ISS se desplaza a una velocidad de hasta 7,66 km/s ¡¡si, si!! ¡¡por segundo!! Esto es unos 27.000 km/h. A esta impresionante velocidad la mayoría de satélites apenas tardan una hora y media en darle una vuelta a La Tierra.

Sin embargo, hay ciertos servicios que requieren que un satélite se encuentre siempre sobre un mismo punto, por ejemplo los meteorológicos. Si queremos tener una imagen fija de la Península Ibérica durante las 24 horas del día para ver la evolución de las nubes, viento… etc, no podemos usar un satélite que esté girando alrededor del planeta puesto que solo veríamos la Península cuando pasase por encima, dando datos de forma intermitentes y muy poco precisa.

Para solucionar esto se utilizan satélites geoestacionarios o geosincrónicos, que son unos satélites que orbitan a una tremenda altura con respecto a la superficie, de hecho, la altura es tal que tardan 24 horas en orbitar nuestro planeta, como nuestro propio mundo también tarda 24 horas en girar sobre su propio eje el resultado es que a efectos prácticos estos satélites permanecen quietos en el cielo sobre un punto fijo. La altura a la cual un satélite tarda 24 horas en orbitar La Tierra es de 35.786 km, esto es, casi 90 veces más alto que la ISS.

Estos satélites son muy difíciles de observar porque al contrario que los normales no se mueven y por tanto es muy complicado diferenciarlos de una simple estrella. Sin embargo, cuando se realiza un timelapse son las estrellas las que se mueven muy rápido y nos permiten ver estos satélites como puntos fijos en el cielo. En AstroAndalus te hemos recopilado algunas escenas en las que hemos cazado algunos satélites geoestacionarios. Lo podéis ver en nuestro canal de YouTube.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

5 nuevos destinos astroturísticos en España

PORTADA

¡El astroturismo está de moda! prueba de ello es la creciente apuesta por la promoción del cielo nocturno como un atractivo turístico que invita a deleitarse con las maravillas del universo. En el último año han sido varios los destinos que han apostado por la certificación de sus cielos dentro del programa Starlight, una iniciativa que busca acreditar aquellos lugares cuyas condiciones de oscuridad se mantienen en la actualidad. Desde AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te invitamos a descubrir estos nuevos lugares que se unen a la ya gran familia de reservas astronómicas acreditadas bajo la certificación Starlight.

1. Monfragüe (Cáceres). Destino Turístico Starlight

Ubicado en la provincia de Cáceres, el Parque Nacional de Monfragüe y su Entorno ofrecen un espectáculo las 24 horas. Durante el día miles de aves sobrevuelan sus riscos y dehesas, en Monfragüe encontrarás la naturaleza más salvaje en uno de los santuarios ecológicos de la Península Ibérica. Al caer la noche podrás disfrutar de un cielo estrellado que ilumina el campo y acompaña el sonido del monte. AstroAndalus conoce bien esta zona pues hemos podido fotografiar sus cielos en múltiples ocasiones y sin lugar a dudas lo seguiremos haciendo pues es una zona que nos encanta.

monfrague

2. Aldea de Don Domingo (Santiago-Pontones, Jaén). Paraje Starlight

Sin lugar a dudas nos encontramos ante uno de los destinos astronómicos más impresionantes de nuestro país. Situado a más de 1.500 metros de altura en las serranías de Cazorla, Segura y las Villas, esta aldea es uno de esos lugares donde es literalmente imposible ver cualquier atisbo de contaminación lumínica se mire donde se mire, el cielo es absolutamente oscuro incluso junto al horizonte. En 2016 AstroAndalus ya realizó algunas actividades y quedadas y para este 2017 ya tenemos programadas varias más que anunciaremos próximamente ¡¡Estate atento/a porque es un lugar que no te puedes perder!!

don-domingo

3. Gúdar Javalambre (Teruel). Destino Turístico y Reserva Starlight

Situada en el Sur de Aragón, esta comarca se enclava entre espectaculares macizos montañosos que superan los 2.000 metros de altura. Sin lugar a dudas es un destino astroturístico que dará mucho que hablar pues próximamente contará con un complejo turístico con telescopios, salas de exposiciones, charlas… etc. Es de lejos la mayor inversión turística en torno al cielo nocturno que se está llevando a cabo en la actualidad. Este centro se llamará “Galáctica” y os adelantamos que desde AstroAndalus no tardaremos mucho en lanzar algún paquete turístico en nuestra agencia desarrollado en Gúdar Javalambre 😉

gudar

4. Pedroches (Córdoba). Reserva Starlight

Esta comarca ubicada al norte de la provincia de Córdoba acaba de ser declarada como Reserva Starlight. Se trata de un lugar realmente precioso, que alberga la mayor y mejor conservada extensión de dehesa del mundo, una escapada por Los Pedroches es un placer para todos los sentidos, una experiencia que aúna gastronomía, naturaleza, cultura y ahora también ¡astronomía! Y es que esta zona está apostando muy fuerte por el turismo astronómico, incluso cuenta con una escuela de astronomía en uno de sus municipios. Los Pedroches se encuentran junto a la Reserva Starlight de Sierra Morena, constituyendo entre ambas la mayor zona de cielos certificados del mundo.

AstroAndalus ha trabajado en Los Pedroches realizando el video promocional de su cielo nocturno, video que podrás ver con todo lujo de detalles en 4K próximamente en nuestro canal de YouTube.

pedroches

5. Islas Cies (Pontevedra). Destino Turístico Starlight

Estas célebres islas han sido ya reconocidas por su belleza, por sus playas, por su naturaleza… pero ahora también son un destino de referencia para el turismo astronómico, pues recientemente fueron declaradas como Destino Turístico Starlight. Se trata de un caso peculiar dentro de la familia Starlight, pues hablamos de una zona no habitada, completamente virgen y donde en la actualidad se están desarrollando propuestas de actividades de lo más original, incluyendo viajes nocturnos en barco.

cies

Así que ya ves, si lo que te apetece es disfrutar de unas vacaciones de lo más original no dudes en probar el turismo astronómico en cualquiera de estos 5 nuevos destinos o alguno de los ya consolidados y certificados con anterioridad como Sierra Morena andaluza, Sierra Sur de Jaén, Gredos o el Montsec entre otros. Y recuerda que en nuestra web tienes una variada oferta de actividades y servicios astroturísticos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

3 pruebas de que el hombre SI fue a la Luna

nasa-libera-8-mil-fotos-mision-apolo-hd-144763001289888431

Han pasado ya mas de 47 años de la llegada del ser humano a la Luna y aun hoy en día mucha gente es capaz de poner en duda la que hasta la actualidad constituye la mayor hazaña tecnológica de nuestra especie. Hoy en el blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico te contamos 3 pruebas tajantes de que este acontecimiento si tuvo lugar.

  1. Se dejaron instrumentos allí

El objetivo científico de las misiones Apolo no era otro que estudiar por primera vez la superficie de la Luna, en este sentido, a parte de los instrumentos que se portaron y utilizaron durante cada una de las misiones, se dejaron otros allí que incluso hoy día siguen suministrando información tal como detección de micro-terremotos provocados por pequeños impactos o la lenta pero continua separación entre nuestro planeta y la Luna.2.

21445913224_98d8a40dc0_z

Astronautas instalando algunos instrumentos de estudio y comunicación

2. Se trajeron muestras de roca lunar

Durante las misiones Apolo se recogieron un total de 382kg de roca lunar que fueron traídas a nuestro planeta. Algunas de estas rocas están expuestas en distintos museos mientras que la gran mayoría se utilizaron para estudios geológicos y químicos. Estos estudios fueron llevados a cabo por distintas universidades, algunas de las cuales emplearon a l@s mayores expert@s de sus respectivos campos para estudiar fragmentos de apenas unos gramos, habiendo pagado cantidades astronómicas por tener acceso a estas muestras. Es sinceramente muy inocente pensar que a esas entidades se les daba el cambiazo y se les vendía roca terrestre.

Incluso hay un pequeño fragmento de roca lunar en una de las vidrieras de la catedral de Washington, traída por los astronautas del Apolo XI.

Exif_JPEG_PICTURE

Fragmento de roca lunar expuesto en el museo de historia natural de Washington

3. Los rusos reconocieron su derrota en la carrera espacial

A nadie se les escapa que además del objetivo científico había un objetivo político en un contexto de tensión diplomática en EEUU y Rusia. En cierto modo, la carrera espacial se utilizó como una suerte de pulso entre dos grandes potencias para demostrar cual de ellas era mas avanzada tecnológicamente, con el consiguiente recado implícito. Cuando el Apolo 11 regresó de la Luna los rusos reconocieron su derrota y felicitaron a los estadounidenses por su hazaña. Si estos hubieran tenido la mas mínima prueba de que se trataba de un fraude… ¿Acaso no lo hubieran hecho publico?

Existen multitud de pruebas más, pero en este articulo tan solo queríamos enumerar algunas de ellas. En cualquier caso decir que existía la capacidad tecnológica (En el año 1962 ya había sondas que habían alcanzado a sobrevolar el planeta Marte y nadie lo pone en duda), existía la voluntad por hacerlo y sobre todo la ilusión de cumplir ese afán humano que es la exploración.

A todo esto, en esta página podrás encontrar un gigantesco archivo de fotos en HD de las misiones Apolo, todo un lujo 🙂

En AstroAndalus aun no te podemos llevar a la Luna, pero si que te podemos invitar a participar en alguna de nuestras actividades para poder observarla a través de grandes telescopios.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Cual es esa estrella tan brillante al atardecer?

venusEstos días al atardecer se puede ver un objeto verdaderamente brillante en el cielo que siguiendo los pasos del Sol, se oculta tras este no mucho después del atardecer. Mucha gente nos está escribiendo o preguntando en redes sociales, así que este martes en AstroAndalus hemos decidido ayudaros con esta pregunta.

Además de ser muy brillante, si observamos con detenimiento, podremos observar otro detalle y es que este punto al contrario que el resto de las estrellas no tilila, sino que permanece como un punto fijo en el cielo.

Este objeto no es una estrella, sino que se trata del planeta Venus, el más brillante de todos visto desde la Tierra y aprovechando que ya sabemos lo que es, vamos a dar alguna información sobre este apasionante mundo.

Venus, el hermano travieso

Ya en su órbita Venus muestra algunos signos extraños, su rotación es contraria a la de la mayor parte de planetas, es decir, el Sol se vería de Oeste a Este, y decimos “se vería” porque la atmósfera es tan densa que es imposible hacerlo… pero de eso hablaremos más adelante. Venus tarda 225 días en completar una órbita en torno al Sol, sin embargo su año solo tiene apenas dos días venusianos, ya que este planeta tarda más de 116 días en rotar sobre sí mismo. A pesar de ello volvemos a insistir en que dada la densidad de su atmósfera habrá muy poca luz independientemente de si es de día o de noche, también la temperatura es prácticamente la misma sobre todo el planeta ya que la atmósfera distribuye el calor muy eficazmente.

Un planeta extremadamente hostil. 

A pesar de que Venus está más cerca de la Tierra que Marte, este planeta suscita mucho menos interés, ya que sus condiciones son tan extremadamente hostiles en superficie que su exploración es francamente muy difícil. El problema es que Venus tiene una atmósfera muy densa, absolutamente opaca, con temperaturas por encima de 400ºC, con una presión atmosférica de más de 90 atmósferas. Las sondas rusas “Venera” aterrizaron en Venus en varias ocasiones y tomaron datos e imágenes, a pesar de ser unas sondas diseñadas para soportar en parte las duras condiciones apenas sobrevivieron unos instantes, eso sí, lo suficiente como para tomar algunas imágenes y registrar algunos datos.

venera13-left

Superficie de Venus fotografíada por la sonda Venera 13

En su superficie es probable que existan volcanes activos que siguen expulsando más gases a su atmósfera y modelando su superficie.

A pesar de estas condiciones tan hostiles, hay un lugar de Venus que no lo es tanto, la parte alta de su atmósfera. En las capas superiores la temperatura no es tan extrema y no se producen fenómenos tan violentos como los ocurridos en superficie. De hecho, gran parte del interés en la exploración de Venus se centra en la parte alta de su atmósfera.

Así, cuando estos días observes este brillante y fabuloso punto de luz en el cielo recuerda que se trata de Venus, allí en la distancia existe un planeta con unas condiciones espectaculares, con temperaturas de 400 grados, con una alta presión en su superficie y seguramente con volcanes. Un lugar hermoso en la distancia pero terrorífico cuando se estudia en profundidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Qué es el cinturón de Venus?

diapositiva1

En ocasiones se pueden observar preciosos colores al atardecer o al amanecer. Normalmente esos colores tan llamativos son de tonos rojos o anaranjados, con un precioso cielo que nos inspira calidez pero… ¿Nunca has visto un atardecer rosa o morado? ¡Seguro que sí! Hoy desde AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te queremos contar qué provoca este fenómeno.

Como es evidente, nuestro planeta Tierra arroja una sombra debido a la luz que le llega del Sol, normalmente pensaríamos que no podemos ver esa sombra porque el fondo sobre el que se proyecta es el propio espacio. Sí que podemos ver la sombra de nuestro planeta en ocasiones muy especiales como por ejemplo un eclipse de Luna.

Sin embargo, la realidad es que prácticamente todos los días podemos ver la sombra de nuestro planeta hasta en dos ocasiones: al amanecer y al atardecer. Cuando nuestro Sol se pone por uno de los horizontes, justo en el opuesto comienza a levantarse una franja rosácea seguida de otra más oscura. La primera franja de tonos rosas se debe a la dispersión de la luz roja del Sol mientras que la de color azul oscuro es literalmente la sombra de nuestro planeta. Al amanecer podemos observar el efecto contrario: en el extremo opuesto a la salida del Sol una gran capa azul coronada por una franja rosa comienza a desplomarse por el horizonte hasta que desaparece, momento en el que el Sol hace su aparición justo en el otro extremo del horizonte.

Así, siempre que el cielo esté despejado, podremos disfrutar de un atardecer muy peculiar. A continuación se adjunta una imagen del conjunto monumental de Martos, un pequeño y adorable municipio en la provincia de Jaén justo en el momento en que el Cinturón de Venus hacía su aparición.

martos-salon-normal-3

Muchas de nuestras actividades comienzan cuando al atardecer el Cinturón de Venus se deja ver. Al poco de ponerse comienzan a dejar de escucharse las aves que buscan donde pasar la noche y se empiezan a escucharse las nocturnas, las primeras estrellas hacen su aparición y acto seguido el cielo entero se ilumina, esta vez de una forma muy especial. Cae la noche y AstroAndalus prepara sus telescopios para ayudar a nuestros clientes a viajar por el cosmos con nosotros ¿te apuntas?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Qué telescopio comprar en Navidad?

_mg_9265-2-2

Se acercan las navidades y muchas personas nos preguntan sobre cúal es el mejor telescopio para regalar o comprar. Desde AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te ayudamos a elegir el equipo que más se ajuste a tus necesidades.

Antes de nada comentar que, en general, hay mucha desinformación sobre los distintos tipos de telescopios, las configuraciones ópticas y las posibilidades de cada uno de ellos, así que lo mejor es repasar cómo es un telescopio, cómo se utiliza y como funciona, así podrás hacerte una idea de lo que necesitas.

La gran pregunta es: “¿Cuál es el mejor telescopio?”. Desde AstroAndalus tenemos la respuesta bien clara, y es que el mejor telescopio es el que más se usa.

Esta respuesta indica que no hay un telescopio mejor que otro, sino que el más apropiado será aquel que se ajuste a tus circunstancias personales, profesionales, económicas y de tiempo, así como a tus preferencias observacionales, aquello que más te interesa ver en el cielo.

Veamos parte a parte cómo es un telescopio.

1.- EL TUBO ÓPTICO

El tubo óptico es el “verdadero telescopio” pues contiene un sistema óptico que permite ver los cuerpos aumentados. Todo tubo óptico contiene otro pequeño tubo óptico, llamado buscador, que a modo de “mirilla” nos permite buscar objetos de forma más sencilla al tener mucho menos aumento y abarcar una porción de cielo mucho mayor. Todos los tubos ópticos se caracterizan por dos características:

  • Diámetro. (D)

El diámetro del espejo primario o de la lente nos da la potencia de un telescopio, ya que la luz recogida en su superficie es la que se usa para ampliar el objeto. Esto es, cuanto más gordo es un tubo más luz recoge y más brillantes veremos los objetos que observemos.

  • Distancia focal. (F)

Es la distancia que recorre la luz desde que entra al tubo hasta que se forma la imagen que vemos y nos sirve para calcular los aumentos.

  • Ocular. (O)

El ocular es una lente intercambiable en la que ponemos el ojo para observar a través del telescopio. Al igual que los propios telescopios también tienen distancia focal, hay oculares de gran cantidad de tamaños, de 5mm, de 17mm, de 40mm… etc, etc. telescopioLos aumentos los obtendremos al dividir la distancia focal del telescopio entre la distancia focal del ocular usado, esto es, un telescopio de 1000 mm de distancia focal nos proporcionará 50 aumentos si usamos un ocular de 20 mm o 100 aumentos si usamos uno de 10 mm.

Ejemplo:

1000mm (D) / 20mm (O) = 50 x (aumentos)

1000mm (D) / 10mm (O) = 100 x (aumentos)

Aumento máximo práctico: El máximo aumento para útil para un telescopio es el doble de su diámetro, es decir, para un telescopio de 150mm serán 300x, para uno de 200mm serán 400x.

Una de las preguntas más recurrentes que nos llegan estos días es acerca de los tipos de telescopios, veamos los principales.

  • Refractores.

Los refractores se caracterizan, de forma simple, por tener una lente convergente y fueron los primeros instrumentos desarrollados hacia finales del siglo XVI. Son los típicos telescopios que todos tenemos en mente, con una lente delante y donde la persona que observa lo hace desde la parte de atrás.

  • Reflectores.

Los reflectores se basan en sistemas de espejos, para aquelas personas que se aproximen por primera vez a la astronomía les resultará raro un telescopio en el que se mira “por delante”, pero de hecho, son de los más comunes. Entre sus ventajas, destacan la versatilidad de su sistema óptico que permite grandes aberturas sin un coste excesivo, aunque el alineamiento de los espejos tiene que ser perfecto, de ahí que sea muy conveniente el revisarlo antes de cada observación, la llamada colimación del telescopio. Como inconveniente destaca que suelen ser telescopios muy voluminosos.

  • Cassegrain.

Los telescopios Cassegrain son una variante en la cual el espejo secundario en vez de dirigir la luz hacia un lateral por donde observar, vuelve a enviar la luz hacia la parte trasera del tubo. La Gran ventaja de estos sistemas ópticos y de los derivados (Schmidt-Cassegrain, Matsukov-Cassegrain) es que permiten longitudes focales mucho mayores que la longitud del tubo, ya que la luz recorre varias veces el camino del propio tubo.

Son de los telescopios preferidos por las personas aficionadas, pero su coste suele ser superior.

Veamos un esquema simplificado con los distintos tipos de telescopios:

telescope_types-copia

2.- “LAS PATAS” y MONTURA

Hay un tópico muy extendido y que es aquel de que “La calidad del telescopio estará limitada por el componente de menor calidad”; y es que de nada nos sirve tener un instrumento de calidad óptica insuperable si después tenemos unos oculares mediocres.  De igual forma la calidad de la montura es un factor a tener muy en cuenta, aunque el tipo de montura también dependerá de nuestras preferencias en la observación, de la transportabilidad que busquemos y del uso que queramos darle a nuestro equipo.

La estructura donde se sustenta la montura puede ser de dos tipos:

  • Trípode. Es aquella estructura compuesta por tres patas iguales y separadas 120º.  Entre sus inconvenientes destacan que es un sistema menos robusto que la columna y que además ocupa un área mayor de superficie una vez desplegado lo que se traduce en que haya mayor probabilidad de que durante una observación, alguien lo golpee, se mueva o incluso se deterioren.
  • Columna. Es un sistema muy poco extendido pero muy robusto. Comercialmente, sólo algunos modelos de telescopio traen “de serie” este tipo de sustentación. Es menos transportable que el trípode, aunque las modernas columnas también suelen tener dos fases desplegables, lo que las hace más versátiles. Sin duda, es el sistema elegido para colocar nuestro telescopio cuando disponemos de un lugar fijo de observación.

Existen varios tipos de monturas, aunque en el mercado, las más famosas son de dos tipos que vemos a continuación:

A) Altacimutales.

Las monturas altacimutales son aquellas que permiten un movimiento en altitud y azimut, es decir, como un “cañon”, de arriba a abajo y de izquierda a derecha. El eje de altitud va de 0 a 90 º, del horizonte hasta el cenit. El eje de acimut en cambio es un eje paralelo al suelo que va desde el Norte hacia el Este, trazando una circunferencia completa, de ahí que su valor vaya de 0º a 360º.  Estas monturas suelen llevar unos círculos graduados en cada eje para conocer las coordenadas altacimutales de un objeto concreto cuando lo observamos.

Una variante de las monturas acimutales o altacimutales es la montura de tipo Dobson. En este tipo de montura, no existe trípode ni pie sino que la propia montura es la parte que apoya en el suelo. Es muy común en telescopios reflectores de gran abertura, ya que permite una observación muy cómoda y es muy intuitiva. Es un telescopio muy usado por las personas aficionadas a la astronomía, es fácil de montar, económico y de excelentes resultados a pesar de su gran tamaño.

B) Ecuatoriales.

Las monturas ecuatoriales son aquellas que nos permiten seguir a un objeto celeste que se desplaza aparentemente (es la Tierra la que rota) por el firmamento. Esta montura es básicamente una montura altazimutal que se encuentra inclinada en función de la latitud del lugar de observación.

Una montura ecuatorial, por tanto, tendrá dos ejes: el eje de Ascensión Recta (A.R.) y el eje de Declinación (Decl.). El eje de Ascensión recta sería el equivalente al eje de azimut y el de declinación sería equivalente al de altitud en una montura dobsoniana o altazimutal.

Las monturas ecuatoriales requieren de un proceso de “calibración” llamando “puesta en estación”, mediante el cual preparamos el telescopio para poder seguir los objetos en el cielo.

mounts

Así pues, volvamos a la pregunta original ¿Qué telescopio comprar?

Para responder a esa pregunta hay que considerar todo lo visto con anterioridad. Si lo que quieres es observar la Luna y algunos objetos sencillos como estrellas dóbles, cúmulos de estrellas y las principales nebulosas y galaxias, puedes comprar un pequeño refractor altazimutal. Si quieres tener algo más potente con lo que profundizar en la observación del cielo y alcanzar objetos débiles con mejor luminosidad te comendamos un telescopio reflector (newtoniano) tipo dobson o de montura ecuatorial, si es Dobson será más económico y podrás comprar algo más grande (y luminoso) pero que será más dificil de transportar, si quieres una mejor montura por el mismo precio encontrarás telescopios reflectores sobre montura ecuatorial, que aunque visualmente no serán tan brillantes como un Dobson más grande, te permitirán seguir objetos en el cielo con mayor facilidad e incluso realizar fotografías espectaculares.

En resumen, tienes que considerar cuestiones como ¿qué quiero observar? ¿tengo espacio para transportarlo? ¿tengo espacio para guardarlo? ¿tengo un sitio donde utilizarlo? ¿quiero observar o fotografiar? ¿qué presupuesto tengo? Respondiendo a estas preguntas encontrarás el telescopio que mejor se adapta a tus necesidades.

Una vez lo tengas recuerda que desde AstroAndalus organizamos talleres de iniciación a la astronomía así como de manejo de telescopios y astrofotografía. Si te compras un telescopio y quieres una sesión de familiarización recuerda ponerte en contacto con nosotros en nuestra web y consultarnos sobre los siguientes cursos y talleres.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Me va a crecer el pelo con la Superluna?

_mg_7098

En los últimos días en AstroAndalus hemos recibido una avalancha de solicitudes de información sobre la famosa Superluna del próximo 14 de noviembre ¿Cómo verla? ¿Dónde verla? ¿Me crecerá más el pelo? 🙂 Mientras terminamos de preparar la entrada narrando nuestro viaje al ártico (eso si que va a ser una superentrada al blog) desde AstroAndalus os explicamos cómo vivir y disfrutar de este acontecimiento.

¿Qué es una Superluna? 

La órbita de la Luna no es completamente circular en torno a La Tierra, sino que es ligeramente elíptica, eso hace que la distancia de nuestro satélite con respecto a La Tierra no sea constante, en algunos momentos está más lejos y en otros más cerca. El momento de mayor distancia se llama apogeo, mientras que el punto más cercano a nosotros se llama perigeo. Cuando la Luna llena coincide con el perigeo resulta que tenemos una Luna exuberante y radiante que además podemos ver un poquito más cerca de nosotros.

Esta diferencia no es muy grande, es decir, el tamaño de la Luna llena en su apogeo y en su perigeo es difícil de percibir a simple vista. Otra cosa es si se hacen fotos y se comparan.

¿Merece la pena verla?

¡Claro que sí! Pero no solo esta ¡cualquier noche de Luna llena es espectacular! ¿Habéis visto alguna vez la Luna llena, imponente, surgir por el horizonte? Es un espectáculo del que hay que disfrutar, si además tenemos la excusa de que va a ser un poco más grandes pues ¡mejor que mejor!

¿Cuándo y dónde verla? 

Si el horizonte está despejado y libre de obstáculos, se debería de ver la Luna aparecer en torno a las 18:30h. Como a esa hora comienza a caer la noche y empiezan a encenderse edificios y monumentos va ser un momento fantástico para hacer unas fotografías espectaculares. Ahm, la Luna saldrá en dirección Este, claro está 😉

¿Cómo hacer una superfoto de la Superluna? 

Será recomendable que utilices un buen teleobjetivo si dispones de él, aprovecha la caída de la noche y la salida de la Luna para poder hacer composiciones de ésta con edificios, monumentos, elementos naturales… etc. Juega con los tiempos de exposición y los colores. Si el cielo está limpio quizá incluso puedas ver el cinturón de Venus con la Luna.

En AstroAndalus ya tenemos nuestra foto pensada 😀 A ver si las nubes nos dejan.

¿Me va a crecer el pelo con la Superluna? 

Siempre que se dan este tipo de noticias surgen gran cantidad de rumores, especulaciones y, sobre todo, una enorme cantidad de leyendas y falsas informaciones. La Luna lleva orbitando la Tierra millones y millones de años, este tipo de eventos son de hecho muy comunes, y el hecho de que el perigeo coincida con Luna llena, nueva o menguante, no varía el hecho de que la Luna continúa con su órbita de forma constante. Si se analizan los registros estadísticos la respuesta es clara ¡NO!, ni hay más nacimientos, ni hay más atracos, ni más ingresos en hospitales, es una leyenda urbana sin fundamento alguno.

Y sentimos decir que no… ¡no nos va a crecer más el pelo!

En cualquier caso va a ser una oportunidad fantástica para salir con la cámara a hacer unas buenas fotos de un anochecer que sin duda será especial.

AstroAndalus es tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, visítanos en nuestra web, en Facebook, Twitter o Instagram.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Qué son las auroras boreales?

jjg_1785

Dentro de las experiencias que el astroturismo nos ofrece están las que por desgracia no podemos ver en nuestras latitudes cercanas, lo que va a hacer necesario desplazarse para poder disfrutarlas. El caso de las auroras boreales es uno de ellos, y ya que en apenas una semana nos vamos al ártico para disfrutar de los Fuegos del Cielo, en nuestra entrada de hoy os contamos qué son y como se producen las luces del norte.

¿Qué son las auroras?

El Sol lanza chorros de partículas cargadas (plasma) continuamente, esto no nos afecta debido a que la Tierra tiene un campo magnético que nos sirve de escudo y que rechaza la mayoría de ellas, sin embargo en las zonas cercanas a los polos magnéticos pueden penetrar a través de las líneas del campo y alcanzar la parte alta de la atmósfera.

Cuando estas partículas chocan con el aire transmiten su energía a sus moléculas y cuando estas se recuperan y se relajan, emiten esa energía en forma de luz. Este es el motivo por el que el cielo brilla en esa hermosa danza de luz y color.

how-the-auroras-from

¿Entonces donde se pueden ver?

Se tienen que dar una serie de condiciones de las cuales la principal es el lugar. El campo magnético suele dejar que el viento solar penetre en un anillo en torno a los polos magnéticos que coincide aproximadamente con latitud 70º, en el hemisferio norte eso corresponde con Groenlandia, la zona norte de Canadá, Rusia y también Noruega, Finlandia y Suecia, de todos estos sitios el más accesible es la región de Tromsø, al norte de Noruega, es una ciudad relativamente grande, dispone de aeropuerto y ofrece otros atractivos turísticos.

oval

La mayor parte del brillo de las auroras ocurren entre 100 y 350km de altura, por lo que son visibles desde una amplia zona a su alrededor

¿Cuándo se pueden ver?

Por un lado el Sol tiene un ciclo en el que su emisión de partículas aumenta y disminuye a lo largo de 11 años, el máximo pasado fue en 2013 y el próximo será en 2024.

El sol va emitiendo una serie de chorros de partículas, en este sentido sería como un aspersor de agua que gira aproximadamente cada 25 días. Es conveniente planificar el viaje para que nuestra estancia coincida con una de esas “inmersiones”, así lo hacemos desde AstroAndalus 😉

Por otro lado hay que tener un tiempo atmosférico despejado, lo que no suele ser muy normal y no nos debe importar tener que desplazarnos hasta interceptar un hueco en las nubes, según los modelos de vientos y las predicciones.

captura-de-pantalla-2016-10-17-a-las-12-30-11

¿Por qué entonces en primavera y otoño?

La razón es que el astroturista, como el propio nombre indica, quiere: disfrutar de los astros y ser turista. Las fechas se eligen para poder ver las auroras y también disfrutar del increíble paisaje, los fiordos y montañas de Noruega, las llanuras heladas de Finlandia y la cultura del lugar. Si se fuese en verano, al estar por encima del círculo polar, sería de día las 24h por lo que sería imposible ver las auroras y en invierno sería siempre de noche, no podríamos hacer otras  actividades, ni paisajes, ni  fotos,… y están los -30ºC como problema añadido.

Por eso los viajes son en primavera y otoño, tendremos noche y día, podremos disfrutar de la zona a unos “cómodos” -10ºC y existe una alta posibilidad de ver las auroras.

Esperamos que os animéis y disfrutéis con AstroÁndalus de este espectáculo que nos dan los Fuegos del Cielo.

Próximamente anunciaremos nuevos tours en busca de las auroras boreales para 2017. En www.astroandalus.com 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Bye, bye, Rosetta !!

comet_on_29_march_2016_osiris_narrow-angle_camera

La misión Rosetta de la Agencia Especial Europea (ESA) ha marcado un antes y un después, ha supuesto un hito en la exploración espacial que ha reportado tanta información que de hecho tardaremos años en digerir todo, mucho después del fin de la misión seguirán apareciendo nuevos artículos, nuevos datos y muchas, muchísimas nuevas conclusiones. Hoy queremos hacer un pequeño homenaje a la misión Rosetta, la primera en posarse en la superficie de un cometa, una misión que acabó el pasado día 30 en las gélidas planicies del cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko.

De cuantas fotos podíamos haber elegido para ilustrar la portada de esta entrada hemos elegido quizá una con poca resolución, desde que en agosto de 2014 Rosetta llegó a su destino tras un viaje de 10 años, contamos con imágenes de una increíble calidad en las que podemos ver detalles impresionantes. Sin embargo esta imagen nos ha parecido fantástica… un cometa solitario, viajando en silencio por el Sistema Solar sobre un fondo estrellado.

comet_on_24_july_2016_navcam

Detalle del cometa 67/P Churyumov–Gerasimenko

El caso es que sus dos últimos años deben de haber sido los más animados desde que hace miles de millones de años se formó junto con el resto de componentes del Sistema Solar. De repente una pequeña nave espacial entró en su órbita y desde la Tierra empezamos a escudriñarlo todo, desde valles, rocas, cortados, gases… incluso fuimos más allá y posamos un robot sobre su superficie, el pequeño Phillae, que tras un tortuoso aterrizaje consiguió recabar una ingente cantidad de información sobre la composición y funcionamiento de estos cuerpos.

¿Por qué es tan importante estudiar los cometas?

Al formarse el Sistema Solar de la materia existente en una nebulosa, se generan una gran cantidad de cometas y asteroides que después se combinan para dar lugar a planetoides y luego planetas. En condiciones de mucha mayor gravedad, densidad y calor los materiales originarios que se concentran en planetas comienzan a evolucionar. Así pues, si queremos conocer los ingredientes primigenios con los que nuestro propio planeta se formó hemos de estudiar esos pequeños fragmentos que finalmente no terminaron dentro de algún cuerpo mayor como un planeta o luna.

Rosetta y Phillae nos han dado mucha información sobre esos materiales con los que se formó nuestro propio planeta y ahora tenemos muchas más pistas que apuntan a cómo pudo aparecer la vida en la Tierra.

El pasado día 30 de septiembre, Rosetta se precipitó hasta estrellarse en la superficie del cometa 67/P dejándonos unas últimas y espectaculares imágenes.

rosetta_s_last_image

Una de las últimas imágenes de la superficie del cometa instantes antes de estrellarse contra esta.

Durante los próximos cientos y miles de millones de años este cometa seguirá orbitando nuestro Sol, solitario y silencioso, pero ya nunca más estará solo pues dos pequeños artefactos descansan sobre su superficie.

philae_found

Foto de Phillae posado en la superficie del cometa 67/P captada por la nave Rosetta en órbita.

Desde AstroAndalus deseamos un feliz descanso a estos dos pequeños y felicitamos a todas las personas que han estado detrás de la misión. En muchas de nuestras actividades de turismo astronómico y observación de las estrellas hablamos de cometas, ahora gracias a Rosetta y Phillae podemos dar a nuestros/as clientes/as mucha más información y contar fabulosas historias sobre lo que ahora sabemos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest