¿Sabías que hoy se lanzará un coche hacia Marte?

Pues no… no es una broma. Si todo sale bien, esta tarde despegará desde Cabo Cañaveral (Florida, USA) un cohete cuya carga es un vehículo de color rojo. Si además el lanzamiento es exitoso y todas las fases se cumplen, tan peculiar carga acabará nada más y nada menos que en el Planeta Rojo varios meses después.

Pero… ¿Cómo hemos llegado a lanzar un coche a Marte? ¿Para qué? ¿Quién va a hacer esto? Te lo contamos hoy en nuestro blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, y lo hacemos dentro de nuestra campaña “Especial Marte 2018“.

La compañía SpaceX del visionario Elon Musk quiere lanzar mañana su nuevo cohete, el Falcon Heavy, que de salir bien se convertiría en el cohete más potente en servicio. El primer lanzamiento de un nuevo cohete es un acontecimiento cargado de incertidumbres y realmente hay muchísimas posibilidades de que algo salga mal y el cohete estalle bien en la plataforma (este sería el peor escenario) o durante su ascenso.

Así pues, no es el mejor momento para aprovechar el lanzamiento para tratar de poner satélites en órbita. Así que los primeros lanzamientos simplemente se cargan con lastre que simule el peso de una hipotética carga útil.

Y aquí está la explicación. Elon Musk es también propietario de la empresa Tesla, que fabrica vehículos eléctricos de alta gama. Así que… ¿Por qué no lanzar un Tesla Roadster al espacio? De hecho el Tesla que se va a tratar de lanzar no es ni más ni menos que el vehículo personal de Elon Musk.

Si todo sale bien el impacto publicitario será tremendo. Si sale mal la pérdida tampoco es lamentable, al fin y al cabo lo más probable es que realmente salga mal. Además, el lanzamiento incluye el intento de recuperar y reutilizar los 3 cohetes que dan impulso tal y como ya hace la compañía con los Falcon 9.

Debe de haber cientos de universidades y personal científico sin fondos tirándose de los pelos al ver que el lanzamiento (aunque sea de prueba) se va a usar para lanzar un coche a Marte como carga de lastre.

Mientras la exploración espacial avanza paso a paso, recuerda que tu también puedes volar a Marte a través de nuestros telescopios, sobre todo del 20 de julio al 9 de agosto, durante nuestra campaña “Especial Marte 2018“, con motivo del acercamiento entre La Tierra y el planeta rojo. Próximamente en www.astroandalus.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Cuantas veces se ha viajado a la Luna?

Aún hoy en día, son muchas las personas que piensan que el ser humano solo ha ido una única vez a la Luna. Así, el 20 de julio de 1969 es una fecha que pasará a la historia como la primera vez que una persona piso un mundo distinto a La Tierra. Sin embargo, la misión del Apolo 11 fue solo la primera de 7, de las cuales 6 acabaron exitosamente.

Hoy en el blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, vamos a hacer un repaso por este fascinante momento de la historia aeroespacial.

Todo comenzó con el célebre discurso de John F. Kennedy en la Rice University, el 12 de septiembre de 1962 en el que pronunció la frase que supuso el pistoletazo de salida de la carrera espacial: “Elegimos ir a la Luna. No porque sea fácil, sino porque es difícil”, y lo harían antes de acabar la década.

El contexto histórico lo es todo para comprender el por qué de esta descomunal inversión en términos económicos, de recursos humanos y de tiempo. EEUU se encontraba inmerso en plena Guerra Fría con la URSS, y además sus adversarios acababan de propiciarle dos duros reveses pues los soviéticos consiguieron adelantarse a los estadounidenses en dos grandes hitos: la puesta en órbita de la primera sonda espacial (Sputnik, 1957), y peor aún, el primer astronauta en el espacio (Yuri Gagarin, 1961).

Así, Kennedy no escatimó y apostó por un gran golpe de efecto, ellos serían los primeros en poner el pie en nuestro satélite. Y así fue…

Apenas 7 años después Neil Armstrong se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna a bordo de la misión Apolo 11. Ya el Apolo 10 llegó a la Luna el 18 de mayo de 1969 aunque sin llegar a “aterrizar”, esta misión orbitó nuestro satélite hasta en 31 ocasiones y se aproximó a tan solo 14 km de su superficie.

Pero lo que mucha gente desconoce es que el Apolo 11 no fue la única misión que logró posarse en la Luna. A continuación, os dejamos un colección de fichas de cada una de ellas, incluyendo el Apolo 13 que fue la única que salió realmente mal (y estuvo a punto de ser un terrible drama).

Apolo 11.

Fecha de lanzamiento: 16 de julio de 1969

Fecha de alunizaje: 20 de julio de 1969

Tiempo en la Luna: 21 h, 36 min.

Miembros: Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins.

Apolo 12.

Fecha de lanzamiento: 14 de noviembre de 1969

Fecha de alunizaje: 19 de noviembre de 1969

Tiempo en la Luna: 31 h, 31 min.

Miembros: Charles Conrad, Richard Gordon y Alan Bean.

Apolo 13. (Accidente evitó alunizaje)

Fecha de lanzamiento: 11 de abril de 1970

Fecha de alunizaje: –

Tiempo en la Luna: –

Miembros: Gordon Cooper, Donn Eisele y Edgar Mitchell.

Apolo 14.

Fecha de lanzamiento: 31 de enero de 1971

Fecha de alunizaje: 5 de febrero de 1971

Tiempo en la Luna: 33h, 30 min.

Miembros: Alan Shephard, Edgar Mitchell y Stuart Roosa.

Apolo 15.

Fecha de lanzamiento: 26 de julio de 1971

Fecha de alunizaje: 30 de julio de 1971

Tiempo en la Luna: 66h, 54 min.

Miembros: David Scott, Alfred Worden y James Irwin.

Apolo 16.

Fecha de lanzamiento: 16 de abril de 1972

Fecha de alunizaje: 21 de abril de 1972

Tiempo en la Luna: 71 h, 2 min.

Miembros: John Young, Thomas Mattingly y Charles Duke.

Apolo 17.

Fecha de lanzamiento: 7 de diciembre de 1972

Fecha de alunizaje: 11 de diciembre de 1972

Tiempo en la Luna: 74 h, 59 min.

Miembros: Eugene Cerman, Harrison Schmitt y Ronald Evans.

Así, de las 7 misiones Apolo, 6 alcanzaron la superficie. Un total de 12 personas han pisado la Luna. En total la humanidad ha permanecido sobre otro mundo algo más de 12 días y unas cuantas horas. Tras el año 1972 ha habido un desilusionante parón que nos ha llevado hasta el día de hoy, más de 45 años sin volver a la Luna, aunque ciertamente parece que eso está próximo a cambiar.

El futuro de la humanidad está en el espacio, con la Luna como nuestro primer destino. Mientras, te invitamos a participar en cualquiera de nuestras actividades de observación con telescopios para seguir disfrutando del universo ¡un viaje al cosmos!

Estamos en www.astoandalus.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Cazabulos. Cap2. La foto de la luna llena y el sol.

Hoy en nuestro blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, seguimos con la saga Cazabulos, en la cual capítulo tras capítulo vamos desvelando alguno de los montajes fotográficos que se han viralizado por Internet a pesar de ser falsos.

Si en el primer capítulo os hablábamos de la falsa foto de la península ibérica de la NASA, hoy lo vamos a hacer sobre la foto de la luna llena y el Sol en la misma imagen.

¿Te suena la imagen de cabecera? Seguro que la has visto por algún lado, en ella aparece un atardecer precioso, con unos tonos cálidos anaranjados y una imponente Luna llena justo arriba, todo enmarcado entre dos árboles. Muchas veces esta imagen aparece acompañada de un texto que explica lo inusual de este fenómeno, de lo precioso e incluso de la suerte que da verlo.

Pero… algo no cuadra ¿verdad? Efectivamente ¡es imposible ver la Luna llena y el Sol a la misma vez porque la Luna llena siempre (queremos decir SIEMPRE) está en el lado opuesto del firmamento que el Sol!

Para comprender esto hay que reflexionar sobre algunas cuestiones básicas. Por ejemplo: la Luna no emite ningún tipo de luz, el hecho de que brille se debe simplemente a que refleja la luz que recibe del Sol. Esto es exactamente lo que le ocurre a todos los planetas de hecho, ni Mercurio, ni Venus, ni Marte, ni Júpiter brillan porque emitan luz, simplemente reflejan la luz que les llega del Sol y por eso los podemos ver en la distancia. Del mismo modo que un libro apoyado en la mesa de tu salón no brilla en la oscuridad y solo es visible cuando enciendes la luz y este la refleja, los planetas y lunas de nuestro Sistema Solar no brillan y solo son visibles cuando vemos la parte que está siendo iluminada por el Sol. Además ¡¡y he ahí la clave de la cuestión!! Tan solo somos capaces de ver la parte que está siendo iluminada por el Sol, no somos capaces de ver la “parte de atrás” de los objetos porque al no estar recibiendo luz no reflejan y no se ven.

Por eso, cuando tenemos una Luna creciente o menguante y vemos media luna en el cielo entendemos fácilmente que una mitad está siendo iluminada por el Sol y la otra mitad no, pero ¿qué ocurre cuando tenemos Luna nueva o llena? En fase de luna nueva nuestro satélite se encuentra muy cerca del Sol, por lo que solo vemos la “parte de atrás”, la no iluminada, por eso sencillamente… no la vemos. En el caso opuesto, cuando tenemos luna llena, la misma está detrás de la Tierra, mostrando toda su redonda cara al Sol y por eso la vemos grande y brillante, completa.

Lo que vemos en la foto es completamente imposible, pues para poder ver la Luna llena, está tiene que estar detrás de la Tierra recibiendo toda la luz del Sol de frente, y por tanto está en el extremo opuesto del firmamento, jamás justo al lado de nuestro astro rey. Viendo el siguiente esquema se entiende bastante.

Situación de Luna nueva, cuando desde la Tierra se apunta a la zona no iluminada y por tanto no es visible.

 

 

 

 

 

 

 

Situación de Luna llena, cuando desde la Tierra vemos la Luna en todo su esplendor, la zona totalmente iluminada.

 

 

 

 

 

 

 

Supuesta situación imposible mostrada en la imagen.

Curiosamente la foto que se ve a continuación si es totalmente cierta y también se ha compartido bastante, aunque con información errónea. Lo que se anuncia como la Luna Llena y el Sol es en realidad el Sol y su reflejo en un edificio de cristal.

Así pues, otro bulo cazado. Si te ha gustado dale a Me Gusta y sobre todo ¡comparte!

Recuerda que, si te gusta la divulgación y la ciencia, AstroAndalus es tu agencia de viajes especializada en actividades de observación con telescopios, regalos originales, viajes para ver auroras boreales y mucho más. Descúbrelo en www.astroandalus.com ¡un viaje al cosmos!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Cazabulos Cap.1: La foto de la península ibérica de la NASA

Reconócelo ¡a ti también te ha llegado esta impresionante foto de la península ibérica desde el espacio que puedes ver a la derecha! Sin lugar a dudas es impresionante, qué color, qué nubes, qué montañas… ¡qué…! eh… bueno… mejor no hacer demasiada gala de nuestro orgullo patrio, ya que sentimos informar de que es una foto falsa.

Con este flagrante montaje por ordenador con el que han intentado colárnosla inauguramos una nueva serie de artículos en nuestro blog de AstroAndalus, la primera agencia de viajes especializada en turismo astronómico y actividades con telescopios: ¡Cazabulos! Vamos a por el primero.

En la cabecera de esta entrada se puede ver una foto real tomada desde la Estación Espacial Internacional y la foto falsa que tanto ha circulado por redes sociales. Vamos a identificar algunos puntos concretos que nos permiten identificar que se trata de un fotomontaje:

  • Las nubes:

En la foto podemos ver unas nubes pomposas, blancas y relucientes pero algo falla, y mucho. Es su escala. La Estación Espacial se encuentra a unos 400 km de altura mientras que las nubes se encuentran muchas veces realmente cerca de la superficie, rara vez por encima de los 10 km de altura. De hecho desde el espacio las nubes se ven tan abajo que apenas se ven como unas manchas blancas sobre nuestro planeta.

  • Las montañas:

Otra de las cosas que más cantan son las montañas. Fijaos en concreto en el Estrecho de Gibraltar, en su punto más cercano la distancia entre la Península Ibérica y Marruecos es de unos 14 km, y sin embargo muchas de las montañas parecen elevarse una distancia equivalente ¡no tenemos en España montañas de 14 km de altura! La mayor elevación de la península ibérica es el Mulhacén con unos 3,4 km de altura. La escala de las elevaciones es ridículamente exagerada.

  • Las olas:

En el agua del océano atlántico incluso se ven olas ¡¡desde el espacio!! Si esta foto fuera verdad ya podíamos estar despidiéndonos de la humanidad, pues el tsunami provocado por esas olas sería algo sin parangón. No, en serio, desde el espacio no se pueden ver las olas en una foto de este tipo.

También podíamos hablar de los colores, de la ausencia de vegetación, de la profundidad que parece tener el océano… etc. La foto mostrada en la parte izquierda es una foto real desde el espacio, nuestro planeta es lo suficientemente hermoso y sobrecogedor que no deberíamos de tener que recurrir a imágenes digitales para que todos nos maravillásemos.

Mientras que podemos organizar viajes al espacio para ver nuestro propio planeta, recuerda que en nuestra página web tienes una amplia oferta de actividades para disfrutar de la astronomía y la ciencia, viajes en pareja, auroras boreales y mucho más ¡¡Un viaje al cosmos!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Relato de un eclipse solar único

En el momento en que escribo estas líneas son las 21:00h de la noche en el estado de Wyoming (USA), los tres monitores que hemos venido a disfrutar del eclipse total de Sol nos encontramos ahora mismo en un descomunal atasco de tráfico, hemos tardado 4 horas en recorrer 60 kilómetros de un viaje de 430.

Pero vamos a comenzar por el principio ¿Por qué en esta zona hay un atasco de literalmente cientos de kilómetros? Se dice que el eclipse solar de esta mañana ha sido el más observado de la historia, las cifras provisionales que estamos escuchando en la radio hablan de varios millones de personas.

Nosotros salimos la noche anterior en previsión a un caos circulatorio. El trayecto hasta llegar fue tranquilo, y justo al entrar a la zona de totalidad comenzó la más absoluta de las locuras, cada pocos kilómetros había zonas habilitadas con carpas, señales, zonas de descanso habilitadas, las gasolineras colapsadas, las tiendas de comida con colas para entrar… algo nunca visto. Al final entramos en un zona de camping donde cientos de personas comenzaban a montar telescopios y equipos para el día siguiente. Inmediatamente comenzamos a hablar con la gente de alrededor, el nerviosismo por lo que iba a ocurrir al día siguiente era palpable en el ambiente. Tras montar todo y hacer algunas fotos nocturnas nos fuimos a dormir ¡¡el día siguiente era la gran función!!

la noche anterior ya estuvimos haciendo algunas pruebas

Estábamos cansados y dormimos como troncos, pero eso no evitó que nos despertáramos muy temprano y comenzáramos a preparar todo el equipo. La zona no paraba de llenarse y conforme se acercaba el gran momento parecía que el mundo se iba a parar. La Luna hizo su aparición y empezó a tapar parcialmente el Sol. Como en AstroÁndalus nos apasiona la divulgación rápidamente comenzamos a compartir nuestro telescopio solar y decenas de personas se pasaban a conversar con nosotros y recibir nuestras explicaciones.

Visión del eclipse con nuestro telescopio antes de la totalidad

Para entonces había como una especie de calma tensa, pero hubo un momento en el que todo cambió súbitamente. De repente, la luz comenzó a apagarse y el paisaje comenzó a tomar tonos metálicos ¡la totalidad estaba cerca! Comenzamos a entrar en éxtasis, a preparar cámaras, cambiar objetivos, corriendo de un lado para otro mientras la luz se desplomaba por segundos. Cientos de personas paraban sus vehículos a los lados de la carretera mientras el mundo parecía apagarse, miraras donde miraras cientos de personas apuntaban al cielo y comenzaban a agitarse, apenas faltaba un minuto para el momento cumbre.

El minuto previo es algo inconcebible para quien no ha visto un eclipse total de Sol, la luz se desvanece de una forma espectacularmente rápida, la gente comienza a gritar, a aullar, a saltar, a correr de un lado a otro de excitación… y de repente ¡¡TOTALIDAD!!

No sé ni como describir lo que se puede ver en ese momento, comencemos por el entorno: el cielo no se oscurece como cuando anochece, sino que coge un color plateado, metálico, completamente surrealista. El horizonte en todas direcciones se torna de un color entre naranja y rosado, aparecen algunas estrellas en el cielo, también el planeta Venus… Entre tanto no para de escucharse gente gritando y silbando… expresiones de asombro en distintos idiomas, la temperatura se desploma súbitamente ¿y el Sol? Pues el Sol se ha ido, el mismo día se ha ido, en su lugar hay un anillo de plata en el cielo, rodeado de filamentos como plumas de un ala, a simple vista mirar hacia arriba era como sentirse en otra realidad, en otro planeta. Es una experiencia tan completamente distinta que no se puede describir, uno puede sentir entusiasmo, una sobredosis de adrenalina, privilegiado de haber visto eso.

El sol durante el momento de totalidad

Tras dos minutos de éxtasis, todo el proceso se repite a la inversa, el Sol comienza a aparecer justo detrás de la Luna y de repente el día regresa en apenas unos instantes. Tan solo 2 minutos después de la totalidad parecía que no había ocurrido nada, pero si que lo había hecho, la gente seguía abrazándose, saltando, viendo las fotos de sus cámaras y corriendo enloquecidas al ver el resultado. Todo el mundo que miró por nuestros telescopios se acercó a ver nuestras imágenes, a compartir su entusiasmo, a invitarnos a jugar con ellos ¡incluso a conducir una pick up inmensa! Después de haber compartido un momento así no se puede más que disfrutar de la humanidad, de la gente, de las sensaciones de todas personas que sonríen aun con la imagen del eclipse en la retina.

Y claro… llegó la vuelta la realidad, hace ya un buen rato que comencé a escribir estas palabras y apenas hemos avanzado, seguimos atascados en un atasco de tráfico monstruoso, las noticias ponen imágenes en helicóptero que dan pánico de colas de decenas y decenas de kilómetros, las entradas a las ciudades están bloqueadas, vemos gente fuera de los coches estirando las piernas, gente echando gasolina con garrafas porque hay colas de kilómetros para acceder a las gasolineras… estamos agotados, sabemos que nos quedan horas y horas atrapados en el coche, pero…. ¿Qué más da? En cierto modo esto también es parte de haber vivido uno de los acontecimientos astronómicos del siglo, y con AstroÁndalus lo hemos vivido de una forma muy especial. Después de días así es imposible no enamorarse perdidamente de la ciencia, de la astronomía.

Os dejamos mientras las estrellas comienzan a aparecer en el cielo, entre tormentas lejanas en las planicies de Wyoming y las primeras siluetas de las montañas rocosas de Colorado.

¡Buenas noches!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El gran eclipse solar ¡vívelo con AstroAndalus!

La imponente visión de la Vía Láctea sobre los montes en Andalucía, la magia de las auroras boreales en el ártico, una lluvia de estrellas… son ejemplos de algunos de los espectáculos que podemos ver en nuestro firmamento. Sin embargo hay uno especialmente sobrecogedor: un eclipse total de Sol. Son fenómenos raros y muy localizados por lo que es algo muy difícil de observar. El próximo 21 de agosto uno de ellos tendrá lugar en Estados Unidos y por supuesto AstroAndalus estará allí ¿Quieres conocer nuestra aventura y vivirla con nosotros?

3 monitores de AstroAndalus se desplazan justo en estos instantes hasta Colorado (EEUU), desde allí prepararán todo el material y logística para disfrutar de uno de los acontecimientos astronómicos del siglo. El equipaje de cualquier monitor de AstroAndalus cuando vamos a Noruega es ya de por si peculiar: cámaras, trípodes, ordenadores, sensores… pero es que el de este equipaje lo supera con creces. A todo lo anterior se suman telescopios, filtros, baterías, drones… si, se puede afirmar que hay más equipaje óptico e instrumental que ropa 🙂

Pero es que sin duda la ocasión lo merece. Según los pronósticos, se estima que será el eclipse de Sol más visto y fotografiado de la historia. Desde hace más de un año y medio no hay plazas de hotel libres en ocasiones a más de 500 km de donde el eclipse será visible ¡si, 500 km!

Durante las siguientes semanas AstroAndalus pondrá a vuestra disposición una programación especial con motivo de este eclipse total solar. Os compartiremos vídeos, fotos y si todo sale bien, tendréis las primeras fotos del eclipse apenas unos instantes después de producirse.

¡Deseadnos suerte!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

3 consejos para ver las perseidas

Verano, vacaciones, familia, amigos y… ¡¡perseidas!! Prácticamente es un ritual más del verano, disfrutar de una noche bajo las estrellas a la caza de alguna estrella fugaz. Tanto si estás en la playa como en la montaña, hoy en AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te invitamos a leer estos 3 consejos para ver muuuuchas de ellas.

1.- No pierdas el tiempo

Este 2017 tenemos Luna llena, pero no desesperes. Ciertamente el hecho de tener la Luna en el cielo impedirá ver muchas estrellas fugaces, pero no todas. La presencia de la Luna ilumina el cielo y por tanto puede que aquellos meteoros más pequeños pasen desapercibidos, aun así seguirás pudiendo ver los más grandes sin ningún problema.

Sin embargo la clave va a estar en este pequeño truco: la noche del día 12 la Luna sale justo pasada la media noche, mientras que tendremos condiciones de oscuridad total a partir de las 22:30h aproximadamente ¿Qué quiere decir esto? ¡Que tendemos más de una hora de oscuridad total!

El mejor consejo que te podemos dar es que no pierdas el tiempo y aproveches los primeros momentos de la noche. Recuerda, buscar tu lugar de observación y estate preparado y listo para disfrutar del show a las 22:30h. A esa hora debes de tener todo listo: tumbona o manta en el suelo y habiendo cenado ya ¡A disfrutar!

2.- Busca un buen lugar

Si quieres disfrutar de la noche tendrás que buscar un buen lugar de observación, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Busca un lugar lejos de la contaminación lumínica de las ciudades. Cuanto mas oscuro sea el lugar más estrellas fugaces podrás ver.
  • Elige un lugar amplio y sin obstáculos. Trata de ubicarte en una zona abierta sin árboles u otros obstáculos que te tapen el cielo. Las perseidas pueden aparecer por cualquier lugar.
  • Busca comodidad. Ante todo buscar un sitio cómodo, al que puedas llegar fácilmente, sin muchas piedras donde poder tumbarte y estar cómodo para disfrutar del show.

3.- ¡Déjate guiar por expertos!

También puedes confiar esa noche en alguna organización o evento con motivo de las perseidas. Hay muchas asociaciones y entidades que organizarán eventos esa noche y lo más cómodo es participar en alguna de ellas. Desde AstroAndalus, por ejemplo, organizamos una gran quedada con salida desde Málaga capital. Nuestra propuesta incluye traslado en autobús, una charla explicativa y una observación con telescopios una vez aparezca la Luna.

Sea como sea, las perseidas es uno de los acontecimientos astronómicos del año, cientos y miles de personas estarán mirando al cielo con ilusión en busca de alguno de esos fugaces centelleos de luz, pequeñas partículas que arden al entrar en contacto con nuestra atmósfera. Un espectáculo muy especial que no te puedes perder.

¡¡MUCHA SUERTE Y BUENA CAZA DE ESTRELLAS FUGACES!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

3 razones para no perderse la III Star Party de Santiago-Pontones (Jaén)

Este próximo fin de semana del 5 y 6 de agosto tenemos una de esas citas que no te puedes perder si te gusta la naturaleza y la astronomía. En la localidad giennense de Santiago-Pontones tendrá lugar la tercera gran quedada astronómica, un fin de semana repleto de actividades, talleres y recuerdos inolvidables.

Hoy en el blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en actividades de observación de las estrellas con telescopios, te damos 3 razones para no perderte uno de los eventos destacados de este verano ¡¡allá vamos!!

1.- La Luna llena

¿Te imaginas ver salir la Luna llena desde uno de los lugares más salvajes y recónditos de España? Entre valles y altas montañas, en plena sierra de Segura, verás salir la Luna llena imponente y brillante, limpia, iluminando un cielo de estrellas, bosques y praderas.

Sin lugar a dudas será uno de los momentos más emotivos del fin de semana. Después de hablar sobre la misma, la podremos observar a través de nuestros telescopios astronómicos ¡¡un lujo para los sentidos!!

2.- Un lugar bellísimo

La actividad tendrá lugar en la aldea de Don Domingo, perteneciente al término municipal de Santiago-Pontones (Jaén). Se trata de una aldea situada a más de 1.500 metros de altura, un lugar fresco, puro y donde la naturaleza se desborda por doquier. Grandes masas boscosas, picos de alta montaña, praderas, huertas… todo ello salpicado de pequeños rebaños de ganado, cortijos y aldeas blancas que atesoran un riquísimo patrimonio cultural. Acudir a la III Star-Party de Santiago-Pontones es adentrarte en uno de los lugares más espectaculares de Andalucía.

3.- ¡¡ Astronomía, Gastronomía, música y talleres !!

Pero estamos ante una actividad que es mucho más que un fin de semana de astroturismo, durante los dos días que dura la III Star-Party de Santiago-Pontones también podrás degustar riquísimos manjares de la gastronomía serrana como su célebre cordero segureño o sus verduras de huerta. También disfrutarás de un concierto de saxofón en directo durante la cena y por supuesto de talleres teóricos donde aprender todo lo que se conoce a día de hoy de nuestra Luna.

Si aún no te has decidido, rápido, nos quedan muy pocas plazas. Puedes inscribirte entrando en www.star-party.com o llamando al 953-150-050.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Cómo encontrar a Saturno en el cielo este verano?

En entradas anteriores ya te enseñamos a identificar la estrella polar, ahora desde el blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en actividades para ver las estrellas con telescopios, te ayudamos a localizar a otro de los protagonistas de este verano ¡Saturno!

Y es que Saturno va a dar mucho que hablar por varios motivos este verano. En primer lugar estará visible en el cielo nocturno durante algunos meses, siendo uno de los objetos más brillantes del cielo, es ya muy visible y fácil de ver en el cielo. Por otro lado, uno de los acontecimientos científicos del año es el final de la misión Cassini, que tras 13 años de exploración del planeta de los anillos se acaba. Se ha preparado una serie de acontecimientos para despedir a una de las naves más cautivadoras de la historia. El evento se llama Cassini Grand Finale, y aquí puedes ver un vídeo en YouTube. 

Pero vamos a grano ¿Cómo puedes tu identificar a simple vista este planeta en el cielo? Lo primero de todo es saber que la principal forma de distinguir cualquier planeta de una estrellas es fijándose en si este tilila o no (si parpadea en el cielo o no). Si lo hace es una estrellas, mientras que si ves un punto brillante en el cielo que no parpadea absolutamente nada… ¡voilá! Encontraste un planeta.

Para localizar Saturno busca un lugar con la zona Sur limpia y sin obstáculos, si es un lugar oscuro tanto mejor. Por ejemplo, aquellas personas en la costa andaluza tienen la zona sur limpia, pues el propio mar está en esa dirección, con un horizonte libre y sin mucha luz. Saturno está este año cerca del centro galáctico, así que si eres capaz de ver la Vía Láctea será fácil localizar un punto que no brilla.

A continuación te adjuntamos una imagen de una programa informático y una imagen real tomada por AstroAndalus.

Posición actual de Saturno mediante el programa Stellarium. 

Saturno captado por nuestras cámaras durante el I Taller de Fotografía Nocturna. 

Así que ya sabes, busca un lugar con un horizonte Sur despejado y oscuro, busca la Vía Láctea y junto a ella una estrellas muy brillante que NO parpadea. Ahí tienes a Saturno 😉

Pero si lo que quieres es disfrutar de una imagen sobrecogedora de este planeta a través de un potente telescopio recuerdo que en AstroAndalus organizamos salidas para ver los planetas y las estrellas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Historia de cuando tu reloj estuvo en una supernova

Hoy en el blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico y regalos originales, vamos a hablar de una de las preguntas existenciales clásicas ¿de dónde venimos? Pero… no solo de donde venimos como especie, nos vamos a preguntar por la procedencia de los átomos que nos forman ¿De dónde han salido los átomos de carbono de nuestros órganos? y ¿el hierro de nuestra sangre? Descúbrelo en esta interesante entrada escrita por Jose Manuel López, físico y monitor de AstroAndalus durante nuestras actividades de observación del cielo con telescopios.

Hay múltiples pruebas que soportan la teoría de que todo el universo comenzó con una explosión conocida como BigBang, en la que se encontraba concentrado todo el espacio tiempo y la energía necesaria para formar las increíbles estructuras que podemos ver. Los análisis y simulaciones están de acuerdo en que cuando el universo se enfrió lo suficiente como para poder formar átomos se formaron elementos sencillos: un 75% de hidrógeno, un 24% de helio y un poco de litio.

Pero ¿y los elementos más complejos como los metales pesados? ¿de dónde han salido? la respuesta es “fácil”, son las estrellas.

Los metales pesados no aparecieron en el universo durante el Big Bang, sino que son sintetizados en el interior de las estrellas.

Las estrellas son hornos termonucleares en cuyos centros los átomos se fusionan para dar energía (mucha energía) y formar átomos más complejos. Lo normal es que la estrella utilice básicamente hidrógeno para dar helio. Esta reacción mantiene la estrella caliente durante la mayor parte de su vida, de tal manera que va gastando el primer elemento para crear el segundo, un poco más complejo.

Las estrellas tienen cantidades descomunales de hidrógeno por lo que duran encendidas miles de millones de años, pero al final se va acabando. En ese punto el núcleo de la estrella se encoge y se calienta y puede empezar a fusionar helio para formar elemento todavía más complejos como carbono y oxígeno. Esto es lo que se llama “secuencia principal“.

De esta forma las generaciones de estrellas anteriores al Sol fueron enriqueciendo el universo de éstos “átomos pesados”, que nos forman a nosotros, al suelo, al aire y todo lo que vemos.

Pero por muy grande que sea una estrella, la energía que genera solo puede llegar hasta la formación de ciertos elementos, así que la pregunta es ¿donde se general los elementos más complejos como el oro, plata, mercurio, plomo…? Forzosamente tiene que ser en eventos en los que haya más energía que en una estrella.

Uno de ellos son las supernovas, la muerte explosiva y catastrófica de las estrellas más grandes, una explosión descomunal durante la cual la estrella aumenta su brillo cien mil millones de veces. Durante estas explosiones hay tanta energía en el ambiente que una pequeña parte se puede emplear para formar estos átomos muy pesados

La nebulosa del cangrejo en la constelación de Tauro son los restos de una supernova y es fácilmente visible en alguna de nuestras actividades con telescopios.

El otro evento en el que hay abundancia de energía son las explosiones cortas de rayos gamma (GRB en inglés), éstas suceden cuando dos estrellas de neutrones o una estrella de neutrones y un agujero negro chocan. En un brevísimo intervalo de tiempo los dos colosos chocan a velocidades cercanas a las de la luz provocando otra explosión descomunal. Se calcula que en cada GBR se puede formar una octava parte de la masa de la Tierra en oro.

Así pues, todos los metales pesados que existen en nuestro planeta tuvieron que formarse o en la explosión de una estrella o durante la colisión de dos estrellas de neutrones o una estrella de neutrones y un agujero negro ¡¡¿Puedes imaginar la magnitud de un evento como la colisión de una agujero negro y una estrella de neutrones?!! Pues ahí estuvo el oro de tu pendiente, la plata de tu reloj, el hierro de las llaves de tu coche, el mercurio del termómetro o cualquier metal pesado que puedas tener a la vista.

Literalmente, estamos hechos de polvo de estrellas.

Visita www.astroandalus.com y reserva alguna de nuestras actividades astronómicas, regalos originales en pareja o viajes para ver las auroras boreales. ¡¡Un viaje al cosmos!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest