3 accidentes geográficos impresionantes del Sistema Solar

Cuando hablamos del Sistema Solar hablamos de nuestro propio vecindario, aquel que andamos ya explorando con idas y venidas entre distintos planetas, logrando aterrizar ingenios tecnológicos en la superficie de distintos mundos que nos fascinan, que nos sorprenden y nos cautivan con sus misterios.

Llevamos años explorando el Sistema Solar y hemos descubierto en el mismo verdaderos paisajes sobrecogedores que van mucho más allá de nuestra imaginación. A continuación te compartimos tres de los accidentes geográficos más impresionantes que conocemos hasta ahora.

1.- La mayor montaña del Sistema Solar.

La mayor elevación del Sistema Solar se encuentra en el planeta rojo, Marte. Se trata del monte Olimpo y mide la friolera de 25 km de altura, esto es alrededor de tres veces la altura del monte Everest en nuestro planeta.

Se trata de un gigantesco volcán con una base de unos 600 km de diámetro, con un borde de acantilados de hasta 6 km de altura.

2.- El mayor acantilado.

Pero si queremos hablar de acantilados imponentes tenemos que viajar a Verona Rupes, una serie de cortados que se encuentran en la luna de Urano Miranda. Sin lugar a dudas es un lugar no apto para personas con vértigo, pues una mirada desde su borde nos revelaría un paisaje aterrador con un caída vertical de 10 kilómetros de altitud. Pero esto tiene truco, y es que Miranda mide apenas 472 km de diámetro, por lo que su fuerza de gravedad es muy pequeña y un salto al vacío tendría una velocidad de caída muy lenta.

3.- El mayor cráter del Sistema Solar

La mayor huella de impacto la encontramos en el planeta Mercurio, en concreto en la llamada cuenca de Caloris. Se tata de los vestigios de un cráter de ¡1.550 kilómetros de diámetro!, esto constituye un 32% de la superficie del planeta, casi 1 de cada 3 metros cuadrados de Mercurio se encuentran dentro de este cráter. El impacto fue tan grande que en el extremo opuesto del planeta se levantaron cordilleras por las ondas provocadas durante el mismo. Se estima que el cuerpo que impactó contra Mercurio medía unos 100 kilómetros, frente a los 10 km del cuerpo que acabó con los dinosaurios en La Tierra.

Esto son apenas tres pinceladas de un Sistema Solar fascinante, cañones de cientos de kilómetros, planetas con anillos, plumas volcánicas, lagos de metano, tormentas de ácido sulfúrico, océanos congelados, géiseres…

Algún día todos estos mundos serán hogares ¿Quién sabe? Mientras tanto son lejanos planetas que tan solo podemos observar en la distancia, sobre un cielo estrellado. Si quieres adentrarte en las maravillas del cosmos ya sabes que AstroAndalus es tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico ¡un viaje al cosmos!

Share on Facebook18Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *