¿Cómo encontrar a Saturno en el cielo este verano?

En entradas anteriores ya te enseñamos a identificar la estrella polar, ahora desde el blog de AstroÁndalus, tu agencia de viajes especializada en actividades para ver las estrellas con telescopios, te ayudamos a localizar a otro de los protagonistas de este verano ¡Saturno!

Y es que Saturno va a dar mucho que hablar por varios motivos este verano. En primer lugar estará visible en el cielo nocturno durante algunos meses, siendo uno de los objetos más brillantes del cielo, es ya muy visible y fácil de ver en el cielo. Por otro lado, uno de los acontecimientos científicos del año es el final de la misión Cassini, que tras 13 años de exploración del planeta de los anillos se acaba. Se ha preparado una serie de acontecimientos para despedir a una de las naves más cautivadoras de la historia. El evento se llama Cassini Grand Finale, y aquí puedes ver un vídeo en YouTube. 

Pero vamos a grano ¿Cómo puedes tu identificar a simple vista este planeta en el cielo? Lo primero de todo es saber que la principal forma de distinguir cualquier planeta de una estrellas es fijándose en si este tilila o no (si parpadea en el cielo o no). Si lo hace es una estrellas, mientras que si ves un punto brillante en el cielo que no parpadea absolutamente nada… ¡voilá! Encontraste un planeta.

Para localizar Saturno busca un lugar con la zona Sur limpia y sin obstáculos, si es un lugar oscuro tanto mejor. Por ejemplo, aquellas personas en la costa andaluza tienen la zona sur limpia, pues el propio mar está en esa dirección, con un horizonte libre y sin mucha luz. Saturno está este año cerca del centro galáctico, así que si eres capaz de ver la Vía Láctea será fácil localizar un punto que no brilla.

A continuación te adjuntamos una imagen de una programa informático y una imagen real tomada por AstroAndalus.

Posición actual de Saturno mediante el programa Stellarium. 

Saturno captado por nuestras cámaras durante el I Taller de Fotografía Nocturna. 

Así que ya sabes, busca un lugar con un horizonte Sur despejado y oscuro, busca la Vía Láctea y junto a ella una estrellas muy brillante que NO parpadea. Ahí tienes a Saturno 😉

Pero si lo que quieres es disfrutar de una imagen sobrecogedora de este planeta a través de un potente telescopio recuerdo que en AstroAndalus organizamos salidas para ver los planetas y las estrellas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Historia de cuando tu reloj estuvo en una supernova

Hoy en el blog de AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico y regalos originales, vamos a hablar de una de las preguntas existenciales clásicas ¿de dónde venimos? Pero… no solo de donde venimos como especie, nos vamos a preguntar por la procedencia de los átomos que nos forman ¿De dónde han salido los átomos de carbono de nuestros órganos? y ¿el hierro de nuestra sangre? Descúbrelo en esta interesante entrada escrita por Jose Manuel López, físico y monitor de AstroAndalus durante nuestras actividades de observación del cielo con telescopios.

Hay múltiples pruebas que soportan la teoría de que todo el universo comenzó con una explosión conocida como BigBang, en la que se encontraba concentrado todo el espacio tiempo y la energía necesaria para formar las increíbles estructuras que podemos ver. Los análisis y simulaciones están de acuerdo en que cuando el universo se enfrió lo suficiente como para poder formar átomos se formaron elementos sencillos: un 75% de hidrógeno, un 24% de helio y un poco de litio.

Pero ¿y los elementos más complejos como los metales pesados? ¿de dónde han salido? la respuesta es “fácil”, son las estrellas.

Los metales pesados no aparecieron en el universo durante el Big Bang, sino que son sintetizados en el interior de las estrellas.

Las estrellas son hornos termonucleares en cuyos centros los átomos se fusionan para dar energía (mucha energía) y formar átomos más complejos. Lo normal es que la estrella utilice básicamente hidrógeno para dar helio. Esta reacción mantiene la estrella caliente durante la mayor parte de su vida, de tal manera que va gastando el primer elemento para crear el segundo, un poco más complejo.

Las estrellas tienen cantidades descomunales de hidrógeno por lo que duran encendidas miles de millones de años, pero al final se va acabando. En ese punto el núcleo de la estrella se encoge y se calienta y puede empezar a fusionar helio para formar elemento todavía más complejos como carbono y oxígeno. Esto es lo que se llama “secuencia principal“.

De esta forma las generaciones de estrellas anteriores al Sol fueron enriqueciendo el universo de éstos “átomos pesados”, que nos forman a nosotros, al suelo, al aire y todo lo que vemos.

Pero por muy grande que sea una estrella, la energía que genera solo puede llegar hasta la formación de ciertos elementos, así que la pregunta es ¿donde se general los elementos más complejos como el oro, plata, mercurio, plomo…? Forzosamente tiene que ser en eventos en los que haya más energía que en una estrella.

Uno de ellos son las supernovas, la muerte explosiva y catastrófica de las estrellas más grandes, una explosión descomunal durante la cual la estrella aumenta su brillo cien mil millones de veces. Durante estas explosiones hay tanta energía en el ambiente que una pequeña parte se puede emplear para formar estos átomos muy pesados

La nebulosa del cangrejo en la constelación de Tauro son los restos de una supernova y es fácilmente visible en alguna de nuestras actividades con telescopios.

El otro evento en el que hay abundancia de energía son las explosiones cortas de rayos gamma (GRB en inglés), éstas suceden cuando dos estrellas de neutrones o una estrella de neutrones y un agujero negro chocan. En un brevísimo intervalo de tiempo los dos colosos chocan a velocidades cercanas a las de la luz provocando otra explosión descomunal. Se calcula que en cada GBR se puede formar una octava parte de la masa de la Tierra en oro.

Así pues, todos los metales pesados que existen en nuestro planeta tuvieron que formarse o en la explosión de una estrella o durante la colisión de dos estrellas de neutrones o una estrella de neutrones y un agujero negro ¡¡¿Puedes imaginar la magnitud de un evento como la colisión de una agujero negro y una estrella de neutrones?!! Pues ahí estuvo el oro de tu pendiente, la plata de tu reloj, el hierro de las llaves de tu coche, el mercurio del termómetro o cualquier metal pesado que puedas tener a la vista.

Literalmente, estamos hechos de polvo de estrellas.

Visita www.astroandalus.com y reserva alguna de nuestras actividades astronómicas, regalos originales en pareja o viajes para ver las auroras boreales. ¡¡Un viaje al cosmos!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Cómo hacer fotografías del cielo estrellado en vacaciones?

Llegan las vacaciones y si algo no puede faltar en nuestra maleta es la cámara de fotos. Tanto si estás en la playa como en una bonito pueblo de montaña, puede que la noche te sorprenda con su imponente manto de estrellas ¡que bonito recuerdo para compartir! Pero… ¿sabrías realizar una foto del cielo estrellado? Hoy en AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, te enseñamos como hacerlo.

Antes de nada necesitamos saber qué necesitamos para poder realizar una fotografía adecuada del cielo. Veamos qué equipo mínimo precisarás.

El equipo fotográfico:

Para realizar fotografías del cielo nocturno es preciso contar con una cámara de fotos de buena calidad. Para hacer fotografía nocturna te recomendamos una cámara tipo réflex digital (DSLR) con objetivos intercambiables. Este tipo de cámaras son las más adecuadas al contar normalmente con sensores de un tamaño considerable y estar equipadas con objetivos que por lo general son más luminosos que los que tienen las cámaras compactas.

Una opción fundamental que tu cámara debe tener es la posibilidad de configurar los parámetros de forma manual.

Trípode fotográfico:

La realización de fotografías del cielo nocturno requiere de altos tiempos de exposición por lo que necesitarás un trípode para que la cámara permanezca estable y quieta durante todo ese tiempo.

Disparador:

Es muy recomendable contar con un mando disparador de tal manera que podamos accionar la cámara sin tener que presionar el botón. Aunque no lo parezca, la presión que ejercemos con el dedo al pulsar el botón se transfiere al equipo en forma de vibración que produce un efecto de “trepidación” en la imagen, sobre todo si el trípode que utilizamos no es suficientemente rígido. Al utilizar mandos disparadores evitamos este problema.

Si no tienes disparador puedes utilizar el temporizador de la cámara. Cuando pulses en botón se activa el temporizador que lanzará la fotografía algunos segundos después, es más lento que el disparador, pero permite que la vibración provocada por la pulsación desaparezca.

Objetivos:

El principal obstáculo que encontraremos al tratar de fotografíar el cielo nocturno es precisamente la falta de luz. Hemos de tener en cuenta que tratar de captar objetos que ni siquiera somos capaces de presenciar a simple vista es llevar la cámara al extremo, en el sentido de que tendremos que utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para tratar de congelar cualquier mínimo resquicio de luz que de una forma u otra llegue a nuestra cámara. Sin embargo, por muchos parámetros que podamos modificar en nuestra cámara, hemos de tener claro que contar con un buen objetivo luminoso es prácticamente la mitad del trabajo. Así, para la realización de fotografías del cielo nocturno se recomiendan objetivos muy luminosos, con aperturas de f/2’8 o inferior a ser posible (cuanto menor será esta cifra más luminosos serán los objetivos).

Parámetros específicos:

Sensibilidad o ISO:

El ISO es un parámetro que nos permite modificar digitalmente la capacidad de captar luz de nuestro equipo.

Los sensores de las cámaras digitales son unos chips encargados de la captura de la imagen. Estos sensores están compuestos por una malla de miles de celdas que transforman la luz que les llega en un impulso eléctrico que la cámara convierte en un pixel, la suma de todos los pixel es la que posteriormente permite formar la imagen. Al aumentar el ISO lo que hacemos es decirle a la cámara que multiplique artificialmente la señal que el chip produce. En principio esto no debería de reportar ningún problema,  sin embargo sí que lo hay, y es que al aumentar la señal también aumentamos de forma secundaria el ruido de la misma. El ruido de una imagen es cualquier otro dato que acompaña a la señal captada y que resta calidad a la misma.

En fotografía diurna este efecto es menos notorio, sin embargo, en fotografía del cielo nocturno las imágenes suelen estar compuestas por un fondo negro salpicado de miles de puntitos blancos relativamente similares al ruido, de tal forma que la aparición de ruido en este tipo de imágenes es muy visible y es capaz de estropearla completamente. Así, recomendamos utilizar este parámetro con moderación, solo las cámaras de muy alta gama permiten utilizar sensibilidades de ISO muy elevadas. Para cámaras tipo réflex de gama baja o media no recomendamos utilizar sensibilidades por encima de 1600 o 2000 forzando muchísimo.

Apertura:

La apertura está controlada por el diafragma, y es el agujero a través del cual pasa la luz hasta alcanzar el sensor de la cámara. Evidentemente, cuanto mayor sea la apertura mayor será la cantidad de luz capaz de llegar al sensor y  más luz podremos captar en nuestra fotografía. Su uso diurno está limitado en el sentido de que cuanta mayor sea la apertura mayor es el cono de haz de rayos que se enfoca en el plano de la imagen, es decir, a mayores aperturas menor será nuestra profundidad de campo (objetos en primer plano aparecen enfocados mientras que objetos de fondo aparecen desenfocados, o viceversa). Para evitar esto lo que se hace cerrar el diafragma, se capta menos luz pero los haces que alcanzan el sensor lo hacen de forma más paralela y nuestra profundidad de campo es menor. En astronomía no tenemos para nada ese problema ya que todos los objetos de nuestra imagen están realmente lejos y no tendremos problema en utilizar aperturas máximas.

Así pues, para fotografía nocturna siempre se recomienda tirar con la mayor apertura que nuestro objetivo nos permita configurar, pues más luz captaremos en nuestra imagen. Ejmplo: f/(y el número más bajo posible).

Tiempo de exposición:

Como se ha especificado con anterioridad, el mayor problema en la fotografía del cielo nocturno es la escasa cantidad de luz que emiten los cuerpos que queremos captar fotográficamente. Mediante la configuración de nuestro equipo podemos optimizar varios parámetros para tratar de forzar a nuestra cámara a captar la poca luz que le llega, sin embargo hay otra forma de hacer esto y es aumentando el tiempo de exposición de nuestra imagen. Cuanto mayor tiempo esté captando luz nuestra imagen más luminosa será esta. Así, si realizamos una fotografía de 10 segundos del cielo nocturno, captaremos más estrellas que si hacemos una foto de 2 segundos, y así sucesivamente. La mayoría de las cámaras tienen una configuración en la que 30 segundos es el tiempo máximo de captura configurable, sin embargo existe el modo B (Bulb), en el que mediante un disparador podemos establecer el tiempo máximo que queramos (minutos o incluso horas). Sin embargo no podemos olvidar algo ¡¡el cielo nocturno se mueve!! Al igual que el Sol, las estrellas salen y se ponen, desplazándose por el firmamento a lo largo de la noche. Si ponemos nuestra cámara sobre un trípode y realizamos una toma de varios minutos las estrellas se habrán desplazado lo suficiente en ese tiempo como aparecer como líneas en lugar de cómo puntos. En general a partir de 20-30 segundos (dependiendo de la focal que estés usando) las estrellas comienzan a dejar de verse de forma puntual.

Sin embargo hay una pequeña variable en esto. Si tienes unas mínimas nociones de astronomía sabrás que todas las estrellas del cielo giran alrededor de la estrella polar, y todas completan una vuelta alrededor de esta cada 24 horas. Sin embargo, aquellas que están más próxima se desplazan a una velocidad inferior, ya que la circunferencia que han de trazar es menor, mientras que las estrellas que se encuentran lejos de la estrella Polar han de describir grandes circunferencias en torno a esta y por tanto su velocidad de desplazamiento por el cielo es mayor. Esto tendrá una gran influencia en tus fotografías, ya que cuando fotografíes una zona del cielo cercana al polo norte celeste podrás forzar un poco más el tiempo de exposición sin que las estrellas te aparezcan movidas. Por el contrario, cuando fotografíes zonas alejadas de la estrella polar como el ecuador celeste tendrás que tener esto presente y tratar de recortar un poco el tiempo de exposición que utilices. No se trata de grandes diferencias, pero sí que puedes considerar variaciones de algunos valiosos segundos.

Distancia focal / zoom:

Este es un parámetro que guarda una muy estrecha relación con lo que se ha explicado en el punto anterior. Ya sabemos que las estrellas se desplazan por el firmamento, sin embargo el movimiento aparente de las mismas varía mucho en función del zoom con el que estemos haciendo la foto: Cuanto más zoom utilicemos y menor porción del cielo recojamos en nuestra cámara más rápido aparecerán las estrellas como trazos y no como puntos. Ejemplo: Si utilizamos una focal de 15 mm con un tiempo de exposición de 15 segundos las estrellas nos aparecerán perfectamente puntuales, mientras que si usamos ese mismo tiempo de exposición pero con una focal de 70 mm las estrellas se habrán movido. En este sentido, podemos concluir que cuanto menos zoom utilicemos, mayor tiempo de exposición podemos utilizar y más luz captaremos. Para realizar fotografías con mayor aumento tendremos que recurrir a tiempos de exposición muy pequeños o a sistemas de seguimiento como los que veremos más adelante.

Enfoque:

Uno de los puntos más críticos a la hora de conseguir una buena fotografía nocturna es el enfoque, ya que la mayor parte de las veces es muy difícil hacer un enfoque correcto. A continuación te damos unas cuantas pautas para logar un enfoque adecuado:

  • Si tu cámara tiene anillo de enfoque, ponlo en modo manual y llévalo hasta la marca de infinito. En teoría esto debería ser suficiente si bien la experiencia nos dice que en muchos objetivos el punto real de enfoque al infinito está un poco antes o después de la marca. Muchos anillos tienen un “tope” que impide seguir girándolos cuando se alcanza la marca de infinito, en estos objetivos es bastante fácil de enfocar pues basta con llevarlos hasta la marca.
  • Si tu anillo no tiene tope y tampoco especifica la marca de infinito tendrás que seguir los siguientes pasos para enfocar:
    • Vuelve a poner tu cámara en modo de enfoque automático.
    • Localiza alguna luz brillante lejana (la luz de un pueblo, la propia Luna, la luz de algún coche lejano… etc.).
    • Enfoca en modo automático apuntando hacia alguno de esos puntos de luz en la distancia.
    • Cuanto tu cámara se haya enfocado, vuelve a poner el modo de enfoque manual y no lo vuelvas a tocar. En este momento se supone que tu cámara ya está enfocada hacia el infinito y las estrellas te habrán de salir perfectamente bien.

Con esto ya deberías de ser capaz de realizar fotografías del cielo nocturno espectaculares si cuentas con el equipo adecuado.

AstroAndalus cuenta con una galeria en 500px donde podrás ver algunas de nuestras mejores imágenes.

En cualquier caso esta es solo una primera aproximación, tendrás que hacer muchas pruebas y tener en cuenta otros aspectos más delicados. Pero no te preocupes, en AstroAndalus organizamos talleres de fotografía donde podrás aprender a utilizar tu equipo y realizar impresionantes fotografías nocturnas. Entra en nuestra web y reserva tu actividad astrofotográfica con nosotros.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¡ 3 actividades astronómicas low cost para este verano !

¿Quieres disfrutar este verano de una actividad astronómica con todo lujo de detalles pero a buen precio? Pues estás de enhorabuena, porque AstroAndalus cuenta con un programa especial de actividades en oferta… observaciones en castillos, cursos de fotografía, alta cocina bajo la Luna en Málaga… ¡¡no te pierdas esta entrada y reserva ya!!

1. Ciclo de actividades astronómicas de Santiago-Pontones (Jaén)

En el corazón de la Sierra de Segura (Jaén) te espera un cielo impresionante y una propuesta de actividades muy completa. Talleres de fotografía nocturna, quedadas astronómicas, degustación de productos locales… etc.

La primera de ellas es el próximo 15 y 16 de julio ¡Entra en www.star-party.com y no te lo pierdas! (Inscripción + cena: 50€)

2. Sube al cielo de Málaga. Observación astronómica desde la terraza del H. Molina Lario. 

El próximo día 5 de julio te esperamos en la terraza Piscina Lounge del Hotel Molina Lario, en pleno centro de la capital malagueña, con unas vistas impresionantes al puerto y su catedral. Se trata de una velada muy especial que incluye un picoteo bajo las estrellas y una actividad que aunará astronomía y gastronomía en un lugar de lo más exclusivo.

Las plazas son limitadas y la inscripción es de 38€ (actividad + cena). Llama ya al 953-150-050 o al 952-062-002.

3. Jaén, un castillo bajo las estrellas. 

Este 2017 volvemos a repetir este programa de actividades que tendrá lugar los viernes del mes de julio en el castillo de Santa Catalina (Jaén). Por tan solo 8€ podrás disfrutar de una noche fabulosa en un ambiente de lo más especial.

Información y reservas en la Oficina de Turismo de Jaén (953 – 190-455)

¡Un verano repleto de eventos astronómicos!

Rápido, reserva ya tu actividad y disfruta del turismo de las estrellas con AstroAndalus, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Cómo encontrar la estrella polar?

La estrella Polar es el más famoso de todos los astros. Al contrario de lo que mucha gente opina, no es en absoluto la estrellas más brillante ni la más bonita del cielo. De hecho es un pequeño punto de luz nada llamativo en una zona un tanto despoblada del cielo donde parece que no hay nada interesante.

Sin embargo, la estrella polar es tan famosa no por su aspecto sino porque marca la dirección norte y es la que se usaba en la antigüedad para orientarse en la noche. La usaban los marineros, los comerciantes que hacían la ruta de la seda o las caravanas en el desierto. Es además la única estrella que no se mueve a lo largo de la noche, estando siempre en la misma posición. Pero… ¿sabrías encontrarla? Hoy en el blog de AstroAndalus te enseñamos a hacerlo paso a paso.

1.Localiza la constelación de la Osa Mayor:

El primer paso es localizar la Osa Mayor, es la constelación más famosa y muy fácilmente reconocible.

Por si te queda alguna duda, ¡recuerda que también es la imagen de AstroAndalus! 🙂

2. Una vez estés viendo la Osa Mayor tienes que fijarte en las dos que quedan en el extremo del cazo (y no del mango), estas dos estrellas se llaman Merak y Dubhe. Estira tu brazo y con los dedos en forma del símbolo de la victoria, tapa las dos estrellas con dos dedos tal y como muestra la siguiente imagen.

3. Extiende la distancia que separa una estrella de la otra 5 veces en dirección hacia arriba (imagina que la Osa Mayor es un cazo con una tortilla dentro a la que quieres dar la vuelta lanzándola, pues prolonga en la dirección en la que lanzarías la tortilla).

4. ¡Ahí la tienes! Efectivamente, esa pequeña estrella es la estrella Polar. Ya sabes donde está el norte 🙂

En realidad el apuntar al Norte es solo uno de los datos que puedes obtener reconociendo la estrella Polar, también puedes conocer tu posición en la Tierra, distancia a un determinado lugar… etc.

Todas nuestras actividades comienzan con un taller de reconocimiento de estrellas y constelaciones a simple vista donde se dan muchos más detalles. Entra en www.astroandalus.com y reserva. Tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico y regalos originales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Martos, el pueblo que cuida de sus estrellas

Hoy en nuestro blog os compartimos un video que hemos realizado junto al Ayuntamiento de la localidad de Martos (Jaén), donde se habla de los esfuerzos realizados para reducir la contaminación lumínica y poner en valor el cielo nocturno de este municipio incluido dentro de la Reserva Starlight de la Sierra Sur de Jaén.

Todo un ejemplo de concienciación, de gestión y transparencia para abordar un problema que muy pocos núcleos de población tratan.

Ayudadnos a compartir para que el video llegue a cuanta más gente mejor.

Tenéis en enlace directo -> aquí <-

Y recuerda que AstroAndalus es tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico ¡un viaje al cosmos! Observaciones astronómicas, regalos originales, viajes para ver auroras boreales… etc. Visítanos en www.astroandalus.com 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Turismo astronómico responsable con el medio ambiente

Son días para actuar decididamente en defensa de nuestro medio ambiente. Cuidar de nuestro entorno no es algo que debamos dejar en manos de grandes políticas de estado, sino que en nuestro día a día es obligatorio que pongamos nuestro empeño e ilusión en asumir pequeños gestos y hábitos que nos ayuden a disminuir nuestro impacto ecológico.

En AstroÁndalus somos muy conscientes de ello y actuamos en consecuencia aplicando una serie de acciones para que nuestra actividad tenga la menor huella de carbono posible ¿quieres conocer cuales son? Te las contamos a continuación:

1.Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE)

AstroAndalus es la primera empresa del sector turístico adherida al Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones  (SACE), un sello de calidad medioambiental que certifica que tomamos todas las medidas oportunas para reducir nuestro impacto. Estas medidas van desde disminuir nuestro consumo de papel, uso de electricidad… etc.

2.Compensamos nuestra huella de carbono sembrando plantas

A final de cada campaña turísticas AstroAndalus estima el número de kilómetros que hemos realizado durante el desarrollo de nuestras actividades, también las horas de luz que hemos consumido en nuestras oficinas en Jaén y Málaga. Con todo calculamos el número de plantas que harían falta para compensar nuestra huella de carbono. Con fondos propios adquirimos plantas y las sembramos en un acto público. El año pasado sembramos más de 40 árboles y arbustos en el Centro Tecnológico Andaltec, donde teníamos nuestra primera oficina.

3.Ayudamos a reducir el consumo eléctrico a Ayuntamientos

Además de turismo de las estrellas, AstroAndalus es una consultora especializada en conservación del cielo nocturno y reducción de la contaminación lumínica. Muchos Ayuntamientos y administraciones nos solicitan ayuda para identificar puntos de excesivo derroche energético, corregir luminarias y reducir el consumo de luz. Algunas de nuestras consultorías han permitido que algunos Ayuntamientos reduzcan su factura eléctrica en más de un 30% para iluminación urbana.

Con todo en AstroAndalus no nos conformamos y queremos seguir apostando por un modelo de empresa responsable y sostenible. Cargar las baterías de nuestros telescopios con placas solares, utilizar exclusivamente papel reciclado o aumentar nuestra aportación para comprar árboles son algunas de las propuestas que estamos desarrollando para este 2017.

AstroAndalus es tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico, regalos originales y viajes para ver auroras boreales. Un viaje al cosmos para disfrutar del universo a la misma vez que cuidamos de nuestro planeta favorito ¡la Tierra! 🙂 ¡¡RESERVA YA!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¿Qué tiene que ver el fidget spinner con la astronomía?

Sin lugar a dudas los “fidget spinners” están de moda, hablamos de este juguetito que se hace girar entre los dedos a gran velocidad y que sirve para combatir el estrés. Hoy día es muy frecuente verlo en la calle, en el metro e incluso en reuniones de trabajo. Sin embargo, poca gente sabe que este gadget tiene mucha, muchísima relación con la astronomía, sobre todo con la exploración espacial, y es que este juguete no es ni más ni menos que un giróscopo, una pieza que literalmente incluyen todos los satélites y naves espaciales en la actualidad. Hoy en nuestro blog: fidget spinners y astronomía.

Cuando hacemos girar uno de estos juguetes entre nuestros dedos podemos comprobar que al rotar la mano se producen una serie de fuerzas aparentemente caóticas. Si hacemos girar nuestro fidget spinner o giróscopo en el plano horizontal y tratamos de girar nuestra muñeca hacia delante o hacía atrás, vemos que el mismo opone resistencia… ¡digamos que se opone a cambiar su estado de rotación!

El caso es que este fenómeno es tremendamente útil en astronáutica, pues se utiliza para mantener estables los satélites y naves espaciales, también para reorientarlas. La Estación Espacial Internacional está equipada con giróscopos, también el Telescopio Espacial Hubble (que los utiliza para hacer el seguimiento de los objetos que fotografía) y también las naves que orbitan Marte, Júpiter o Saturno. Los giróscopos (o giroscopios) son una pieza fundamental de la ingeniería mecánica espacial al servicio de las telecomunicaciones, la exploración de otros mundos o la generación de pronósticos meteorológicos.

Es curioso como un mecanismo realmente tan utilizado ha saltado a nuestras calles ¡¡ciencia urbana que va del espacio a tus manos!! Cuando estés girando tu fidget spinner acuérdate que decenas y decenas de satélites también lo están haciendo en ese mismo momento para darte cobertura GPS, mandarte la previsión del tiempo o mientras fotografía el polo Sur de Júpiter.

AstroAndalus.com, tu agencia de viajes especializada en turismo astronómico. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

3 historias que nos emocionaron durante la noche en blanco de Málaga

El pasado día 20 fue un día realmente emotivo para AstroAndalus, más de 750 personas pasaron por el Muelle Uno de Málaga durante la Noche en Blanco para conocer nuestra oferta turística de regalos originales bajo las estrellas y disfrutar observando Júpiter.

Pero entre todas las personas que nos visitaron nos gustaría contar tres historias que nos emocionaron. sobre todo la última:

¡Tengo los pelos de punta!

El Muelle Uno es un lugar frenético día a día, así que imaginad durante una Noche en Blanco. Mientras que decenas de personas hacían cola para observar, parte de las 7 personas de AstroAndalus que estábamos ese día se dedicaron a hacer fotos y videos. Buscando el encuadre adecuado nos acercamos a un bar próximo, momento en el que un camarero se acercó a donde estábamos disparando y tremendamente emocionado nos dijo “os estoy viendo y tengo los pelos de punta, llevo años queriendo mirar por un telescopio y estoy hasta emocionado”. Finalmente se pudo escapar y echar un vistazo a Júpiter ¡otro sueño cumplido! 🙂

El constructor de telescopios. 

La organización de la Noche en Blanco y el Muelle Uno dispusieron de personal de seguridad para que todo transcurriera sin ningún problema en esta noche tan especial. Ya durante el montaje un señor de seguridad se aproximó a nuestros telescopios en un Segway y comenzó a observarlos meticulosamente. Durante toda la observación no paraba de acercarse y dar vueltas por la zona. Al cabo de 5 horas cuando ya estábamos recogiendo se aproximó y nos comentó que el mismo se estaba construyendo su propio telescopio y quería adecuar un espacio en su jardín para observar el firmamento. Le estuvimos dando muchos consejos y mostrando detalles mecánicos, recomendando algunas webs y manuales… etc. Finalmente se fue encantado y con un montón de información… en cualquier lugar hay amantes de las estrellas ¿verdad?

Oiga ¿se puede observar la sonda Juno?

La mejor historia nos ocurrió con un pequeño niño de apenas 5 años. Cuando observó Júpiter por el gigantesco telescopio de 14″ preguntó ilusionado ¿se puede ver la sonda Juno? Esta sonda es una nave que orbita Júpiter desde hace unos meses, pensamos que era algo que habría escuchado en el colegio pero sus padres inmediatamente nos contaron una historia fabulosa. No, el niño no había escuchado eso en el colegio, sus padres decían que el niño pedía que le contaran cuentos sobre naves espaciales, historias sobre exploración de planetas y la conquista de la Luna. Miraba la Luna desde el balcón y no paraba de preguntar a sus padres, los cuales lo achacaban a una tremenda curiosidad innata.

Jose Manuel, el monitor que atendía en ese momento ese telescopio le respondió sorprendido “No, la sonda no se puede ver porque es muy pequeña y estamos muy lejos, pero… ¿sabes qué? Si estudias con entusiasmo puede que algún día tu mismo visites Júpiter en una nave”.

El niño se bajo del telescopio con la mirada encendida, ya no quería mirar más Júpiter, sabía que lo visitaría algún día. Y así fue como esa noche conocimos a un futuro explorador del Sistema Solar.

Fue una noche emocionante y con cientos de historias que nos es imposible describir. El turismo de las estrellas está de moda y decenas de personas se interesaron en nuestros viajes por la Axarquía o para ver auroras boreales.

Entra en www.astroandalus.com y disfruta tu viaje al cosmos. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

3 ideas para regalar relacionadas con la astronomía

¿Tu pareja no para de ver documentales sobre el espacio? ¿se emociona con la visión de la Luna o las estrellas? Definitivamente si, a tu pareja le apasiona la ciencia y la astronomía y hoy te vamos a proponer tres ideas para regalar ¡imposible equivocarse!

1.- Un telescopio o prismáticos de iniciación

No importa la edad que tengamos, mirar por un telescopio y ver los anillos de Saturno es una experiencia que nos emociona y nos hace revivir la ilusión de ser niños/as. Por eso, un regalo original para hacer si a tu pareja le gusta la ciencia y la astronomía es un telescopio astronómico de iniciación o unos prismáticos. Si te decides a hacer este regalo rápidamente comprobarás que la oferta es muy variada, pero no te preocupes, en AstroAndalus ya escribimos un artículo sobre ¿Qué telescopio comprar? Te será de gran ayuda.

2.- Un libro o una suscripción a una revista

Hay una gran variedad de libros de temática astronómica que te ayudarán a adentrarte en el mundo de la ciencia y la astronomía, algunos son grandes clásicos, aunque la verdad es que si alguna rama de la ciencia se presta a quedarse obsoleta de forma inmediata es la astronomía, pues año tras año el avance en el conocimiento es tal que muchos libros se quedan anticuados en poco tiempo. Existen algunos clásicos que son sencillamente imprescindibles y que no te puedes perder, pronto te hablaremos de ellos en nuestro blog. Otra opción es regalar una suscripción a una revista especializada, si vives en España la revista AstronomíA es sin lugar a dudas lo mejor que puedes comprar ¡incluso tienen versión digital!

3.- Una experiencia astronómica

Pero sin lugar a dudas, la mejor idea para regalar es sencillamente una noche de observación astronómica bajo las estrellas. Podrás participar en una experiencia en grupo o en una actividad privada, sea como sea podrás observar a través de un gran telescopio astronómico mientras que una persona especializada te explicará todo cuanto veis y atenderá vuestras preguntas. Si quieres hacer este regalo original AstroAndalus es tu mejor opción, la primera y única agencia de viajes de Europa especializada en turismo astronómico, con sede en Jaén y Málaga, contamos con años de experiencia y material de primera calidad.

Sea cual sea tu opción, disfrútala, porque adentrarse en los misterios del universo es una de las actividades más emocionantes que puedes realizar.

Visita www.astroandalus.com y comienza tu viaje al cosmos con nosotros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest